Sustancia corrosiva

Por una cabeza

26/07/2017 Zul de la Cueva 0

Hay ciertas cosas que quisiera puntualizar en torno a la defensa que ha hecho el alcalde de Guadalajara respecto a la adquisición de una cabeza de bronce, obra de José Fors, con la que se […]

Sustancia corrosiva

No te hagas, no te importa

27/06/2017 Zul de la Cueva 0

Ya sé que están todos muy ocupados en mostrarse horrorizados con el graffiti en las columnas del Teatro Degollado pero, ¿saben por qué se llama graffiti? ¿De dónde viene? ¿Qué lleva a las personas a […]

Sustancia corrosiva

A la opinión pública

21/06/2017 Zul de la Cueva 0

A la opinión pública: La extraña amalgama de voluntades que convergen en la opinión pública se me figura como una masa informe, ajena a la perseverancia y carente de objetivos. Es una especie de máquina […]

Sustancia corrosiva

Después del EdoMex

14/06/2017 Zul de la Cueva 0

De cuando era niño aún recuerdo los paseos en auto como algo muy cercano. Acaso porque, encapsulados en esas cajas de vidrio, colchón y acero, no podíamos sino estar conscientes del momento, en eso que […]

Sustancia corrosiva

La cruda del lunes

07/06/2017 Zul de la Cueva 0

Con las elecciones que hubo en Veracruz, Coahuila y Nayarit, he aprendido algunas cosas y reafirmado rotundamente otras que ya sabía. Más que decirle a usted cuantos municipios, alcaldes, regidores, ladrones e intendentes fueron elegidos […]

Sustancia corrosiva

Otra vez Godoy y pocas nueces

24/05/2017 Zul de la Cueva 0

Me he cansado de decir, en cuanto medio comete la locura de publicar mis palabras, que Alonso Godoy, el otrora Auditor Superior del Estado de Jalisco, es uno de los peores tunantes de la historia, […]

Sustancia corrosiva

Nosotros matamos a Javier

17/05/2017 Zul de la Cueva 0

¿Qué van a decir de Javier Valdez los que llamaron criminales a los 43 y no vieron el crimen de Estado en su desaparición? ¿Qué van a decir de Javier Valdez los que dicen que […]

Sustancia corrosiva

Sin dinero no hay problema

10/05/2017 Zul de la Cueva 0

Hay enfermedades que ya no pueden curarse, pero hay enfermos terminales que parecen durar por siempre y un ejemplo claro está en los partidos y la clase política que, a pesar de la podredumbre y […]