Cancelen todo por la Romería

La Secretaría de Educación Jalisco (SEJ), ordena y manda, para que se obedezca y cumpla, que este jueves 12 de Octubre del año de Dios 2017, “debido a las complicaciones viales y del servicio público que ocasiona la Romería de Zapopan” se suspendan clases en Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco de Zúñiga, Tonalá y el Salto.

¿Te cae?

¿No quieren suspender clases en Colima y Nayarit, ya que estamos colgados del badajo?

Es más, ¿por qué no suspender toda actividad pública y privada para dejar pasar a los danzantes, declarar fiesta nacional y para agregarle algo de vinagre a la herida que han causado a toda posibilidad de razonamiento lógico, que desfilen el ejército, los sindicatos y los principales de esta real ciudad?

Porqué no modificamos la ruta de la Romería para que de la vuelta por el anillo periférico y luego, como la serpiente  Quetzalcóatl, se enrosque al interior de todas las calles y barrios y vecindarios y así seamos todos protegidos contra rayos, centellas, pestes plagas y, agregándole una petición a la Virgen de Zapopan, que nos salve también de ocurrencias de funcionarios públicos. Eso sí que sería milagroso y abonaría para el bienestar de la ciudadanía.

No entiendo, francamente, como afecta al Salto la Romería al punto de suspender toda labor educativa y son tan capaces de actuar, mandar y hacer cumplir, para evitar un daño a los estudiantes mientras que al parecer, los vapores tóxicos del Río Santiago, tienen a esta Secretaría y al resto del sector público estatal tan sin cuidado como el Istmo de Tehuantepec y sus dolencias sísmicas.

Si la Romería da para suspender la docencia en Tlaquepaque, Tlajomulco de Zúñiga, Tonalá y el Salto yo diría que hacen falta un montón de decretos de suspensión de labores por cualquier pendejada que podrían darse en distintas escuelas, de nivel primaria y secundaria.

Por ejemplo colgar una lona que diga “El director está crudo, nos vemos mañana” y que sea una prestación. Digo, un crudo muy crudo, es peligroso para las vialidades y sería mejor que no manejara rumbo a la escuela. Es mejor prevenir que lamentar.

Habría que revisar, aprovechando el viaje, qué otras complicaciones viales y del servicio público e incluso de la productividad de la iniciativa privada, pudiesen evitarse, borrando de tajo materias. Por ejemplo:

“Se suspenden las matemáticas de manera definitiva como asignatura porque como que a los estudiantes les cuesta mucho trabajo aprenderse las tablas de multiplicar y eso hace que sus padres y madres tengan que llevarlos a grupos de tareas o clases especiales o dediquen el tiempo que podrían estar dedicando a la producción o al servicio público, a la educación de sus hijos cuando, de todas maneras, todos sabemos que nadie, nunca, ha usado el binomio al cuadrado perfecto para maldita la cosa”.

De una vez cancelen todo, cancelen el Estado, que al cabo causa un trafical, cuesta mucho y sirve para poco.

Zul de la Cueva
Acerca de Zul de la Cueva 29 Artículos
Gente vagamunda, inútil y sin provecho. Esponja del vino y gorgojo del pan

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*