Carta a los (ir)responsables de la movilidad

Sepa la bola

Okupo

Me dirijo a ustedes sabiendo que no leerán este texto y que, si lo hicieran, nada cambiaría. La razón de mi desesperanza es porque a largo de su carrera en algún puesto como funcionario público su corteza ha sido dura y sus ojos y oídos insensibles. Un ejemplo: un 7 de marzo de 2014, hace cuatro años, ocurrió el accidente de la Prepa 10, donde murió Fernanda “Botas”; condicionaron la tarifa a los transportistas; “cumplieron” los requisitos pero hoy el servicio sigue igual que el día del accidente.

No sé si leyeron –pensaría que lees al menos las portadas de los periódicos o la síntesis de noticias del día– la nota principal del diario El Informador de ayer: “Por mal servicio, se bajan 42 mil del camión”. Las cifras que dieron a conocer tuvieron como fuente al Instituto de Movilidad de Jalisco. En 2016, un millón 629 mil personas utilizaban el transporte público. El año pasado, el total disminuyó a un millón 587 mil ciudadanos.

¿Dejaron de transportarte estas 42 mil personas? ¿Decidieron moverse a pie? Si me pusiera optimista pensaría que algunos eligieron moverse bicicleta, pero apenas serían apenas unos cientos de ciudadanos quienes podrían haber cambiado sus hábitos.

El pasado jueves 1 de marzo, una cuarentena de rutas de camiones decidieron parar. Nuevamente, los usuarios fueron los afectados. Siempre lo son: el servicio no es de calidad y cuando no prestan el servicio, también se ven perjudicados; ni cómo hacerle. La advertencia del gobernador fue que les retirarían las concesiones. Pasaron unos días y por fin volvieron a su trabajo, mismo que están obligados a prestar. ¿Qué consecuencias vimos? Ni una, como si nada hubiera sucedido.

El mismo día del paro camionero, el sistema de bicicleta pública registró 12 mil viajes en una jornada. Ese mismo programa gubernamental que no recibió los 258 millones de pesos de presupuesto que requería para aumentar el número de estaciones y bicicletas. Ese mismo al que le dieron la espalda el gobernador Aristóteles Sandoval, el secretario de Movilidad, Servando Sepúlveda Héctor Rafael Pérez Partida, y los diputados que no quisieron modificar el Proyecto de Egresos.

La ineficiencia y falta de compromiso de los (ir)responsables de la movilidad en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) incide en las decisiones de los ciudadanos. En 2017, en el primer semestre, se vendieron en Jalisco 66 mil 630 vehículos, 88% de ellos en la ciudad capital. Es decir, se sumaron 322 nuevos vehículos diariamente. Por eso el tráfico.

Con ineficiencia me refiero a que cada día que pasa, los usuarios del transporte público desesperan; cada día que pasa puede significar el momento de toma de decisión para endeudarse y comprar un auto. A ellos no les apura pero a la ciudad sí.

¿Cuánto tiempo más tendremos que esperar para que el gobierno implemente políticas públicas que modifiquen nuestros hábitos de movilidad? ¿Cuándo harán “bien” su chamba?

Migaja

Esta plataforma cumple un año de ocuparse de temas que pretendemos sean de utilidad para la sociedad por su rigor y abordaje. Al menos es lo que nos ha motivado a trabajar todos los días para generar contenidos que nos ayuden en nuestra vida. Gracias por leernos y compartir nuestros contenidos.

Julio González
Acerca de Julio González 108 Artículos
Reportero // Caminante //escribe la columna "Sepa la bola" // Profesor.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*