Clara es la tinta en las revistas de sociales

Sepa la bola

Algunos diarios nacionales y locales encarpetan una revista clasificada como de sociales. Estos proyectos tienen diversos propósitos: generar mayores ingresos por la venta de publicidad y por la cobertura de eventos, así como publicar las festividades de los lectores o suscriptores para proyectar cierto estatus social.

Con el surgimiento del internet y de las redes sociales, se pensaría que las fotografías de los socialités del mundo mexiqueño –antes defeño–, tapatío, regiomontano, poblano ya no necesitarían aparecer en las páginas de estos suplementos, “¿para qué si ahora puedo mostrarme en Instagram y Facebook?”, “¿para qué si el reality show se da en los timelines e InstaStories de mis amigos y seguidores?”.

Bodas, graduaciones, 15 años, bautizos, fiestas por cumplir 21, 22, 34, 56, 90 o los años que sean. Celebraciones porque es viernes y la del apellido rimbombante puso el vino y le pagó a un DJ para festejar. Uy, hubo brunch en el antro de moda y es momento de usar el mejor traje de baño y camisa casual. Una reunión de fin de año en la hacienda de la familia dueña la mitad de una de las colonias con mayor plusvalía y es la oportunidad de utilizar la botita puteada, como diría el Yorch de Polanco.

La tinta y el papel utilizados para frivolidades.

Hasta aquí no me asusta que lo que ya dije suceda; que los socialités o los que aspiran a serlo se desvivan porque su rostro y nombre aparezcan cada viernes o jueves o miércoles en los distintos suplementos.

Lo que llama mi atención es que prácticamente todos los rostros son de piel clara. En muy pocas ocasiones se pueden observar las fiestas de morenos; de los orientales; de los negros que viven en las urbes. ¿Cuál será la razón? ¿Discriminación?

(Hace unos años leí un texto sobre el tema y confieso que no recuerdo el nombre ni el autor, pero ahí se documentó cómo los fotógrafos que trabajaban para dichas revistas capitalinas no retrataban a las personas con el color de piel más oscuro. Ellos mismos decían que ya ni siquiera les tomaban fotografías porque sabían que no serían publicadas.)

El viernes pasado, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicó la primera Encuesta sobre Movilidad Social Intergeneracional en la que se midió la Percepción de movilidad social por auto reconocimiento de color de piel.

En el estudio se da cuenta que mientras más oscuro es el color de piel, los porcentajes de personas ocupadas en actividades de mayor calificación –entiéndase como el director de una empresa, por ejemplo– se reducen. Mientras que cuando los tonos de piel se vuelven más claros, los porcentajes de personas ocupadas en actividades de media y alta calificación se incrementan.

El color de piel no define tus ingresos económicos ni el puesto de trabajo pero por supuesto que influye en la percepción. Por ejemplo, según el estudio Procesos de construcción de identidad, condiciones de vida y discriminación: Un es­tudio comparativo de comunidades de afrodescendientes en México, 47.8% de las personas entrevistadas señaló que la pobreza de las comunidades negras se debe a que esa gente no trabaja. En este caso percepción no es realidad.

¿Es una casualidad que en las revistas donde aparecen los rostros, las fiestas y eventos de la oligarquía mexicana, en su mayoría sean personas de piel más clara? Yo no lo creo.

Estas revistas o suplementos se caracterizan por aspirar a que en sus hojas aparezcan las personas poderosas de México o algunas ciudades, y en su mayoría son los de piel clara.

Migaja

El expresidente Vicente Fox declaró que él mismo se encargará de que el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador no llegue a la presidencia en 2018. ¿Lo habrá dicho porque en 2006 –cuando era presidente– actuó para que así fuera y lo logró?

Julio González
Acerca de Julio González 61 Artículos
Reportero // Caminante //escribe la columna "Sepa la bola" // Profesor.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*