Complejidades del presupuesto 2019 de Jalisco

|Por Andrés Barrios|

Este sábado 15 de diciembre es la fecha límite para que el Congreso del Estado apruebe el proyecto del presupuesto de cómo se gastará el dinero público en Jalisco durante el 2019.  La ley del Presupuesto, Contabilidad y Gasto Público del Estado de Jalisco establece, entre otras cosas, los mecanismos y plazos que se tienen que seguir para diseñar el presupuesto, lo cual se ha cumplido a cabalidad para el proyecto de presupuesto del próximo año, teniendo un proceso totalmente apegado a la ley.

La particularidad es que hace unos días tomó posesión como gobernador de Jalisco Enrique Alfaro, y con él toda una nueva estructura de gobierno que su equipo ha diseñado con el objetivo de cumplir su promesa del buen gobierno haciendo cambios sustanciales a la estructura orgánica de la administración:

Secretarías que desaparecen, secretarías que se transforman, secretarías que nacen, aparecen coordinadores generales, reacomodo de organismos e institutos de un lado a otro; es decir,  todo un nuevo tablero de cómo se ejercerá la administración pública presumiblemente durante los siguientes seis años.

Esta nueva estructura fue aprobada por mayoría apenas el pasado martes 4 de diciembre por el Congreso del Estado –como parte de las reformas a la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo del Estado de Jalisco-.

El diablo está en los detalles

Un mes antes, el primero de noviembre, de acuerdo a lo que marca la Ley del Presupuesto, el Congreso de Jalisco recibió el proyecto del presupuesto para el 2019, el cual estrenó por primera vez un ejercicio llamado “Presupuesto Ciudadano” donde se invitaba a la ciudadanía a participar en su diseño y hacer sugerencias, algunas de las cuales fueron premiadas e incluídas en el documento que recibió el Congreso, y por primera vez en datos abiertos, sin duda un gran avance en el tema de transparencia presupuestal y que permite a toda la sociedad conocer las intenciones sobre el gasto del 2019 de manera detallada.  

Sin embargo, hay un detalle: este proyecto de presupuesto con todos sus avances de transparencia está diseñado sobre la estructura de gobierno existente en su momento –el primero de noviembre–, es decir, con la estructura de secretarías y organismos de la administración de Aristóteles Sandoval, evidentemente en su diseño era imposible ponerle presupuesto a secretarías que no existían.  

En los artículos transitorios de la nueva estructura de gobierno, aprobada el pasado 4 de diciembre, se instruye al Congreso dotar de presupuesto a las nuevas secretarías, lo cual es totalmente sensato, pues esta nueva estructura de gobierno necesita de recursos para poder operar.  Sin embargo, existe un gran vacío en todas esas batallas ganadas en cuanto a transparencia y participación ciudadana para el presupuesto, pues ese nueva versión que contempla la nueva estructura no es pública, ni mucho menos los datos están abiertos.

El camino a emprender

La bancada de Movimiento Ciudadano será la que ingrese esa nueva versión de presupuesto a la Comisión de Hacienda y Presupuestos, presidida por su diputado Ricardo Rodríguez Jiménez, una versión de presupuesto que no es pública, que no ha sido dada a conocer con el suficiente tiempo para que la sociedad la analice, y que tiene que ser aprobada esta semana.

El pasado 23 de Mayo durante el Debate Ciudadano organizado por diversas expresiones de la Sociedad Civil Organizada a respuesta directa de mi pregunta, Enrique Alfaro se comprometió a tener durante su gestión procesos transparentes y en datos abiertos en todo el proceso de programación, planeación y ejecución del gasto público, promesa que está dejando de lado al inicio de su gobierno, y donde tendremos un evidente retroceso en cuanto a transparencia presupuestal proactiva donde el Congreso, sin mayor oportunidad de análisis, ni de contrapeso, aprobará una versión de presupuesto que es humanamente imposible de analizar en menos de 5 días.

Seguramente se dirán que los tiempos son muy cortos, y el rediseño es complejo, sin embargo en materia de transparencia y participación la premisa muy clara: existe o no existe.

 

Andrés Barrios
Maestro en Innovación y Empresario
@huampoyotl

 

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*