Conoce cómo cuidarse de la invasión de los ‘gastos hormiga’

|| Chicles, cigarros, chocolates, los antojos nos cobran factura, a veces muy alta

|Por Okupo+|

Tener “moneditas” en el bolsillo o bailando en el cenicero del carro suele ser incómodo para algunas personas, que en ocasiones preferirían deshacerse de ellas de inmediato, pero al ser dinero las tienen ahí listas para entregarlas al viene-viene o para comprar algo en algún Oxxo, depredador de nuestras monedas y billetes de baja denominación, como el Benito Juárez.

Son los gastos pequeños del día con día, los que consideramos insignificantes, los que pueden convertirse en una amenaza a nuestra economía mensual.  Si los sumamos al final del mes, se convierten en una cifra que podría representar hasta el 12% de nuestro salario.

La La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros  mejor conocida como la Condusef dice que:

“Los gastos hormiga están por todas partes, es muy fácil que pasen desapercibidos, porque sólo ponemos atención a los grandes desembolsos como el pago de la renta, el recibo del teléfono y la luz, la mensualidad del auto o la colegiatura de los hijos”.

Edgar Castillo Huerta, profesor de Negocios del Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México, explicó que “este tipo de reparticiones están por todos lados y tienen que ver con nuestro día a día, vas al supermercado y das unas moneditas, te abordan en los cruceros y das otras moneditas, un cigarrito, un café, unos chicles, unas papitas, etcétera, y cuando haces cuentas resulta que es una fuga importante de dinero”.

Otros gastos hormiga

Existen otros gastos hormiga relacionados con los intereses de las tarjetas de crédito o las comisiones que cobran los bancos por manejo de cuentas, de esas que quizá ni siquiera utilizamos o por hacer un retiro en un cajero que no es de tu banco.

Gastos comunes

+Compra excesiva a meses sin intereses que finalmente no puedes pagar

+Comisiones por uso de tarjetas

+Pago de servicios en Oxxo

moneda

Recomendaciones

  • Procura pedir el cambio en billetes.
  • Procura pagar con tarjeta de débito así eliminas el cambio.
  • Revisa tus recibos de servicios contratados para que no te cobren por alguno que no aproveches
  • Controla tus antojos: no siempre compres brownies, chocolates y dulces.
  • No le dejes todo el trabajo a tu memoria. Antes de ir al supermercado, escribe en una lista sólo lo que necesitas.
  • Lleva contigo un bote con agua para no comprar uno en alguna tienda.

 

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*