Un Constituyente para Jalisco. Lo que eso signifique

Sepa la bola

El anuncio lo hicieron el 5 de febrero: en la conmemoración del aniversario 102 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. El símbolo no era menor. Una noche antes, avisaron a los medios de comunicación que el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, se apersonaría a las 9:00 horas en Plaza Liberación donde presentaría “una iniciativa de adición a la Constitución Política del Estado de Jalisco para sentar las bases de la refundación del estado”. De ese tamaño era la siembra de expectativas.

Pero como cualquier otro fenómeno cinematográfico de Hollywood que es inflado, el anuncio fue equis: Alfaro se paró frente a otros políticos y dio a conocer su iniciativa para adicionar el artículo 117 bis a la Constitución Política del Estado de Jalisco. Explicó que se le dotaría de un marco legal a un congreso constituyente –hipotético– para que en su momento discutieran un próximo acuerdo social renovado materializado en una nueva constitución para el estado. Uno pensaría que si este no se cumple cabalmente ¿por qué el que sigue sí? Pero para este gobierno, eso es lo de menos.

Luego visitó el Congreso del Estado –el mismo recinto que fue cerrado la semana pasada a activistas que se oponían a la desaparición del Instituto Jalisciense de las Mujeres– y entró a uno de los salones para entregar el documento para que lo sellaran y así concretar el trámite legislativo. El papel dice que el gobernador, dos terceras partes de los ayuntamientos y finalmente ciudadanos, siempre y cuando representen 5% de la lista nominal de electores distribuidos en por lo menos 84, podrán solicitar la convocatoria para un congreso constituyente.

Si el Poder Legislativo lo aprobara, el constituyente estaría integrado por: los diputados locales; los diputados federales de Jalisco, así como los senadores; cinco representantes del Poder Ejecutivo; cinco más del Judicial; por último, dos representantes de cada uno de los distritos electorales uninominales (la iniciativa especifica: “electos por la ciudadanía mediante elecciones libres y auténticas”… ¿auténticas?).

Pero no se asuste o emocione de más… Alfaro aclaró que este anuncio, el que busca sentar las bases para la refundación –con eslogan de su campaña– no es para que en cuanto se apruebe en el Congreso, chasquee y convoque a un constituyente, mucho menos para que en este preciso momento ya se discuta una nueva constitución. Que eso puede ser para después. El presidente del Congreso, Salvador Caro, a su vez entregó una carpeta y puso a disposición de Alfaro –otra vez– a las bancadas de Movimiento Ciudadano (MC) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD). Quizá, con este gesto, la división de poderes no esté en el proyecto de refundación.

Con este aclamado anuncio, el gobierno estatal más votado en Jalisco (con poco más de 50% de votos) dice sentar las bases de la refundación. Lo que eso signifique.

Migaja

La iniciativa intenta explicar en qué consiste “Refundar Jalisco”. Y lo explica así: “es hacer que la vida presente y sus tendencias de futuro se asienten firmemente en los pilares de un verdadero Estado de Derecho. Ello implica la construcción de un nuevo acuerdo social, uno en el que se aglutinen aquellos elementos que nos han dado resultados positivos, pero que a la vez incorpore aquellos que resultan necesarios para adaptarnos a una era de retos globales y repercusiones inmediatas”.

No se preocupe si todavía no le queda claro. Pareciera que a ellos tampoco.

Julio González
Acerca de Julio González 115 Artículos
Reportero // Caminante //escribe la columna "Sepa la bola" // Profesor.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*