En defensa de las ciclovías

Sepa la bola

No sabemos cuántos más se hubieran sumado a la lista de los 243 ciclistas atropellados de 2009 a la fecha si desde 2013 la política pública en movilidad no motorizada no hubiera cambiado de rumbo. No sabremos con exactitud ni cuantificaremos de manera precisa a cuántas personas que van pedaleando su bicicleta y que transitaban por una ciclovía, les ha salvado la infraestructura destinada a segregar su camino y del de los automóviles. Pero lo cierto es que con que se haya salvado ya una vida, ha valido la pena.

La cifra de los 243 ciclistas muertos la dio a conocer Elton Osorio, integrante del colectivo Bicicleta Blanca, una organización que tiene la maldita tarea de contar y sistematizar los ciclistas que han muerto en las calles de la ciudad. La dijo frente al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, durante un acto en el que anunció la inversión de 292 millones de pesos para construir nuevas ciclovías, rehabilitar otras más y reforzar el programa de bicicleta pública.

Hace unos días, en redes sociales circuló un video que registraba un aparatoso accidente en el que una señora volcó su camioneta al impactarse con la estructura de concreto que segrega el camino de su majestad el auto y el de las bicicletas. En redes, también, muchos usuarios despotricaron en contra de las ciclovías, en especial de la de avenida Ávila Camacho, porque “invadía” el espacio del automóvil y además “no se ve”. Muchos de los críticos no usan la bicicleta como medio de transporte. El tema polariza.

Sobre el accidente, las autoridades han dicho que esperan los resultados del peritaje pero que hay dos líneas de investigación que apuntan a que la señora iba en exceso de velocidad.

Lo que no se han dado cuenta quienes criticaron las ciclovías en redes o en conversaciones de sobremesa es que, si no hubiera habido esa infraestructura, y si hubiera estado circulando un ciclista por ese carril, podríamos estar hablando de 294 ciclistas asesinados. Uno más a la lista.

La voluntad política de los gobernantes se ve reflejado en los billetes; en la inversión que destinarán para cumplir con agendas –sobre todo las más rezagadas–. Es de celebrar que el gobierno de Jalisco dé continuidad a lo que la administración anterior emprendió y que fue aprendiendo en el camino.

El sistema de Mibici arroja números alentadores: 6.47 viajes diarios por cada bicicleta; por estación mil 425 viajes, es decir, en promedio al mes se realizan 360 mil 111 viajes en todo el sistema. Y todavía hay quienes dicen que nadie usa las bicicletas ni las ciclovías. Quizá lo que les molesta a los automovilistas es que, en la agenda gubernamental, los ciclistas les están pedaleando su bicicleta.

Migaja

Hablando de políticas públicas, en diciembre, mes de posadas y fiestas, no hubo un solo accidente fatal de tránsito que relacionara alcohol con volante. El torito vale la pena.

Julio González
Acerca de Julio González 124 Artículos
Reportero // Caminante //escribe la columna "Sepa la bola" // Profesor.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*