Qué diablos dice Ochoa

Me parece malvado hasta el extremo que pinten bardas en Venezuela a favor de AMLO, porque si las noticias son ciertas en ese país donde hay tantas carencias, les ha de parecer un gasto incomprensible el de pintura y rotulistas para un candidato de otro “shithole”, más al norte, dijera Trump.

Me parece incomprensible la manera en la que declara el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, desde quién sabe que paralelo país cuando sale con cosas como: “Si gana Amlo habrá devaluación, incertidumbre y desempleo en el país” (Revista Proceso).

¿Pos no hay ya devaluación, incertidumbre y desempleo?

¿No vivimos en un país en el que 95 por ciento de los homicidios quedan impunes?… ah no, perdón, eso es el estado de Jalisco.

Pero sí vivimos en el año más violento en la historia de la patria en una guerra fracasada contra el narco que ni es guerra contra el narco con un nivel de impunidad tan grosero que no hubo un preso, un proceso penal, una mentada de madre o un hacerle al cuento en torno al tema de la estafa maestra, ni le hacen caso a Javier Corral cuando pretende demostrar la turbo estafa maestra en esteroides en materia de desvío de recursos a campañas electorales del PRI, ni importa que aquí haya funcionarios acusados en el escándalo Odebrecht. No, aquí el tema es que si gana el dos veces sub campeón y al menos una vez víctima del fraude en la contienda presidencial, nos vamos a convertir en un estercolero del tercer mundo.

Se acuerdan de que Ochoa cobró un millón 206 mil pesos netos por haberse separado voluntariamente como director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), claro que luego dijo que lo donó a fundaciones pero, como creer en esa donación si ya descubrimos que el apoyo a damnificados del sismo no fue más que humillación  y falsedad por parte del poder a los que lo perdieron todo, entregando tarjetas sin saldo, clonadas a través de un perfectamente bien ejecutado y, que casualidad, reverendamente impune, fraude.

¿Qué se necesita, qué nivel de caradura se requiere, para, en el marco de esta realidad irrefutable, de este cochinero que han hecho de país, puedan salir a decir que el peligro para México es echarlos a patadas de sus cargos?

Deberíamos, ya mismo, lanzar una campaña, como circuló hace tiempo en redes, para donar un pequeño porcentaje de nuestra madre a los funcionarios públicos y que así, teniendo ya tantita madre, se abstengan de decir tanta barbaridad.

Zul de la Cueva
Acerca de Zul de la Cueva 33 Artículos
Gente vagamunda, inútil y sin provecho. Esponja del vino y gorgojo del pan

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*