Discúlpeme señor presidente

Sepa la bola

El lunes 13 de noviembre, cuando a muchos ya les rugía la tripa porque era hora de almorzar, el presidente Enrique Peña Nieto dio un discurso a manera de réplica en el “Foro Sumemos Causas por la Seguridad Ciudadanos + Policías” en Ciudad de México.

La nota –en varios medios, más de los que mis dos manos pueden contar– fue la inoportuna declaración del presidente sobre cómo la sociedad civil le hacen bullying a las instituciones por su trabajo realizado, sobre todo en el ramo de seguridad pública.

Sin embargo, otros momentos del discurso (puede escucharlo íntegro aquí) dirigido a los asistentes y con una especial dedicatoria a María Elena Morera, anfitriona del evento y presidente de la organización, quien dio diversas cifras que dejan al descubierto el deficiente trabajo de la administración federal y que, además, calificó de “bélica” la violencia que vive México. Les dejo unos fragmentos en forma de párrafos donde recalco algunas frases.

“Debo decirlo y quiero ser crítico de las propias encuestas. Las encuestas no pueden convertirse en indicadores objetivos y reales. Las encuestas son elemento para la toma de decisiones. Las encuestas mismas califican hoy de buena forma a la policía federal y a la gendarmería. Pero no puede ser la encuesta porque es un mecanismo poco objetivo para conocer las condiciones de seguridad de un país […] no pueden ser las encuestas el referente único a las determinaciones de política pública”.

“Escuchamos muchas veces las voces que con valor y valentía son críticas de los esfuerzos vanos e ineficaces en el combate a la inseguridad y muy pocas voces cuando hay algo digno qué reconocer en la tarea de las fuerzas de seguridad pública; en la tarea de las fuerzas armadas que tienen que actuar cada vez con mayor rigor, con absoluto respeto a los Derechos Humanos”.

“Hoy tenemos policías en varios municipios cuyos miembros no ganan más de 5 mil pesos al mes y ¿de verdad esperamos que den su vida y todo por enfrentar al crimen organizado? Creo que no. Creo que la respuesta simple y llana es que no”.

“No quiero dejar escapar un caso más ¿Cuántas veces hemos visto casos en los centros penitenciarios? Poco se invierte en los centros penitenciaros. Muy poco. Porque es una asignatura políticamente poco rentable. ¿A quienes de la sociedad les importa si un gobierno construye o no cárceles de mejores condiciones?”

Discúlpeme señor presidente –seré breve, lo prometo– pero ahora entiendo que usted no escucha lo que piensa y opina y siente la sociedad; lo que proyectan las encuestas muchas veces son una fotografía de cómo vivimos.

Discúlpeme señor presidente, pero actuar con “rigor” y respeto a los Derechos Humanos no debería ser condicionante y un pesar para las fuerzas armadas. Es lo mínimo que pueden hacer cuando patrullan y hacen labores de seguridad pública.

Discúlpeme señor presidente, pero es labor del gobierno buscar mejores condiciones para las policías, sí, aunque sean locales. Si fueron buenos para aplicar exámenes de control de confianza en todos los niveles, deberían mejorar sus condiciones laborales. Y, por cierto, en todo caso, el crimen organizado debe combatido por fuerzas federales.

Discúlpeme señor presidente, pero claro que nos importa –y mucho– que los centros penitenciarios estén en buenas condiciones para que sus habitantes no se conviertan en profesionistas de la delincuencia porque vivieron bajo las reglas de la selva. Eso de que es políticamente poco rentable (según encuestas, supongo, mismas que desestimó y no toma en cuenta para políticas públicas) es una grosería. ¿En qué otros ámbitos han dejado de invertir los gobiernos porque es políticamente poco rentable? No es bulliyng, es un “estamos hartos”.

Julio González
Acerca de Julio González 68 Artículos
Reportero // Caminante //escribe la columna "Sepa la bola" // Profesor.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*