¿De dónde salen las cifras que comunica López Obrador?

Sepa la bola

Resulta que la política pública implementada por el presidente Andrés Manuel López Obrador contra el robo de combustible no tiene un soporte documental. Resulta que no existe documento en la Oficina de Presidencia que avale la estrategia: ni justificación ni objetivos trazados. Tampoco en la Secretaría de Energía ni en Pemex tienen algún documento en el escritorio ni en algún archivero que plantee las metas de esta acción de gobierno. Así lo publicó El Economista y El Informador el lunes pasado (puedes leer la nota dando clic en el nombre de los medios).

En la Oficina de la Presidencia les dio por responder a las solicitudes de información sobre los dichos del presidente con un párrafo que genera suspicacia. Argumentan que “el hecho de que el Presidente de la República comunique a la sociedad, a través de conferencias de prensa, comunicados de prensa o mensajes públicos, temas de diferentes materias de interés público, no conlleva a establecer la obligación por parte de la Oficina de la Presidencia a poseer el soporte documental respectivo”.

Entonces ¿de dónde salen las cifras que comunica López Obrador en cada mañanera? ¿Cómo saber cómo le informan al presidente? ¿De qué diagnósticos surgen las acciones implementadas por el gobierno de México?

Cuando López Obrador sumaba 50 días como presidente, el periodista Daniel Moreno publicó en Reforma una columna titulada “Derecho a saber”. El comunicador escribió que “dar conferencias diarias no es rendir cuentas”, que se requería de un gobierno que responda con datos verificables, rigurosos y con transparencia metodológica.

En su mensaje porlos primeros 100 días de gobierno, el presidente aseguró que “ha promovido el derecho a la información y al diálogo abierto y circular, con mensaje de ida y vuelta […] los periodistas critican al gobierno y ejercen sus derechos a disentir; y nosotros de la misma manera replicamos y argumentamos cotidianamente sin odios o rencores”.

Sin embargo, comunicar no es lo mismo que informar. Comparecer cada mañana frente a los medios no es rendir cuentas. Escupir cifras sin sustento documental, no da certeza de los dichos. El presidente espera que confiemos en su palabra, pero los periodistas tienen la obligación de dudar, investigar y contrastar. ¿Cómo hacerlo si el presidente puede decir lo que se le ocurra sin sustento? ¿De dónde salen las cifras que comunica López Obrador?

Migaja

El derecho a la información está estrechamente vinculado el respeto a la verdad.

Julio González
Acerca de Julio González 124 Artículos
Reportero // Caminante //escribe la columna "Sepa la bola" // Profesor.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*