El momento para los ignorados

Emilio Álvarez Icaza

|| Emilio Álvarez Icaza busca pasar de ser ombudsman a presidente de México a través de una candidatura independiente

| Por Julio Gonzalez |

Desde que las leyes mexicanas permiten que ciudadanos mexicanos puedan aspirar a la presidencia del país sin necesidad de pertenecer a alguna agrupación o partido político con registro, han aparecido distintas voces que expresan su inquietud por aspirar a conseguir una candidatura para el puesto.

Emilio Álvarez Icaza Longoria es uno de los que han expresado su aspiración de llegar a la presidencia y por el momento encabeza una iniciativa política “para enfrentar la crisis que atraviesa México partiendo de la organización de la gente”, llamada Ahora, misma que se puso un primer reto: recabar 80 mil firmas antes de que termine el mes de septiembre.

Sin embargo, Álvarez Icaza no es un simple aventado y ocurrente. Sabe cómo funciona el sistema político mexicano, de sus mañas, cochupos y hábitos nocivos. Su experiencia en el servicio público es amplia.

Emilio, en 1999 fue elegido consejero del Instituto Electoral del Distrito Federal. Pero su cargo en México con mayor resonancia fue el de presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) –cargo que desempeñó hasta 2009.

Quizá una de sus acciones más significativas –fuera de las instituciones– es su participación en el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad en México con el poeta Javier Sicilia y otras víctimas de la violencia y acciones del Estado. A quienes ya como secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ayudó a conseguir visas estadounidenses a integrantes del movimiento para su caravana en los Estados Unidos.

Hace unos días Emilio Álvarez Icaza pisó las calles de Jalisco para exponer sus críticas sobre el desempeño del actual ombudsman en la entidad, Felipe Álvarez Cibrian, y de paso exponer la iniciativa Ahora. Okupo + sostuvo una conversación con el aspirante la presidencia de México.

¿Cuál es tu percepción en el tema de defensoría de DDHH en Jalisco?

“Creo que la administración terminante, representa una de las peores prácticas, de las más malas prácticas de las defensorías del pueblo o defensorías de Derechos Humanos. En América del Sur aprendí un concepto que creo que describe muy bien lo que quiero decir: la figura más común se llama defensoría del pueblo, acá más bien tuvimos a un defensor del pueblo. Gente que, en lugar de cuidar víctimas, se dedicó a cuidar sus atribuciones para negociar con los gobernantes; gente que negoció con los diputados para meter amigos o familiares a cambio de votos; gente que negoció recomendaciones y atribuciones a cambio de atribuciones y beneficios políticos; gente que le bajó el sueldo a los colaboradores para subírselo a él; consejeros de la comisión que tuvieron ampararse de su propio presidente de la comisión para que pudieran ejercer sus funciones.

“Es una de las más consistentes malas prácticas que yo conozco y esa expresión de dese tipo de entidades que pasa en el país de comisiones de derechos humanos que o entienden su papel”.

¿Qué consecuencias trajeron estas prácticas?

“Tiene consecuencias porque al final del día hay un entendimiento absolutamente limitado y restringido del papel de la comisión, pierde su autoridad moral, pierde su independencia, pierde su autonomía. Entonces ni les sirve a las víctimas ni le sirve a la sociedad como contrapeso a los gobernantes.

“Me parece que hay una agenda que tiene que ver más con qué le sigue como carrera política al titular, que de cómo defender Derechos Humanos. En lugar de hablar de víctimas, hablas de quejosos. En lugar de hablar de política pública, te refugias en casos y números. En lugar de hablar de un fenómeno como puedes evitar que se reproduzcan las cosas, sigues peleándote con la sociedad civil.

“Y luego dices: ‘eso que quiere hacer la sociedad civil, de un observatorio no está en nuestra ley’, como si la sociedad se debiera regir como un servidor público. Cuando tú ves los intereses internacionales y los estándares internacionales, vas a encontrar que lo que se pide es un mandato tan amplio como posible, tan diverso, como posible, tan plural como posible.

“Generas que muchos actores no lo ven como referente y entonces las víctimas no le tienen confianza”.

¿Las autoridades en Jalisco garantizan el respeto de los Derechos Humanos?

“Partamos de que los derechos solo los viola la autoridad. Entones va a haber violación, lamentablemente. Segundo, que no hay entidad perfecta. Ni en México ni en el mundo. Entonces esa no es la discusión, más bien es cómo contralas cuando pasa algo; los mecanismos de control; los mecanismos de no repetición. Ahí es cuando puede hacer sentido la intervención común como una Comisión de Derechos Humanos, para ayudar a la no repetición. Lo que está pasando es que eso no sucede.

“Cuando tú revisas un informe de la Comisión Estatal, no encuentras un diagnóstico de los Derechos Humanos en Jalisco, encuentras un informe de gestión”.

¿Cuál es tu postura sobre la posible inundación de Temacapulín y la construcción a 105 metros de la cortina de la presa El Zapotillo?

“A mí me paree muy lamentable que mientan con tanto cinismo. Si el gobernador Aristóteles Sandoval se ofreció, dijo y promovió exactamente lo contrario a lo que ahora está haciendo, eso es un engaño y una mentira –hay que decirlo–. Él dijo que no ib a inundar esos tres pueblos.

“Segundo, creo en el derecho a la consulta, en el derecho a la participación.

“Tercero, me parece que no podemos generar modelos de desarrollo que signifiquen negación de derechos. Es una falacia poner el tema de que le quitan el agua a Guadalajara, no es cierto. La presa no da más agua, lo que da es energía.

“Me parece que no podemos seguir pensando modelos de desarrollo donde unos pierden y otros presuntamente ganan.

“Tiene que demostrar con estudios porqué Jalisco necesita esa energía eléctrica, porque no es un tema del agua”.

¿Por qué dices que es un tema de energía y no de agua?

“Porque el agua ya está, lo único que se hace es que se acumula. No va a generar más agua, va a generar energía.

“Si quieren agua lo que pueden hacer es otras fuentes de generación como fuentes de absorción u otros mecanismos de contención. Hay toda una serie de proyectos, por ejemplo, en Oaxaca de hacer mini presas para generar la contención de agua y que los manos freáticos se alimentes. Es el ciclo del agua.

“Hay una decisión política que no se tiene el valor para asumir la mentira y el costo político que eso implica y se disfraza de decisión técnica. Yo creo que esos pueblos tienen todo el derecho para acudirá la Suprema Corte de Justicia de la Nación”.

De ombudsman a aspirante de la silla presidencial

¿Por qué ir por la presidencia y no seguir por el camino de la defensoría?

“Lo que quiero es llevar esta agenda a allá. No es cambio de agenda, es potenciar la agenda”.

¿Cuál es tu estrategia para recabar las firmas?

“Estamos esencialmente generando una primera noción que no es la candidatura de Emilio Álvarez Icaza sino más bien muchas candidaturas.

“Queremos que haya muchas expresiones ciudadanas. Vamos por redes sociales, vamos por presencia territorial, vamos por gente que no se siente representada. Si en septiembre tenemos 80 mil firmas, seguimos. Si no, ya haremos otra cosa”.

¿Qué les dices a aquellas personas que aseguran que tu candidatura dividirá el voto de la izquierda?

“La pregunta que debemos hacer es ¿Y por qué no estamos en Morena, en el PRD, en el PAN? Esa es la pregunta. Yo les digo con toda claridad, pienso que debemos hacer un examen de consciencia crítico. Porque no solo soy yo.

“Jalisco es un buen ejemplo, según Jalisco Cómo Vamos, la entidad en la que menos se confía es en los partidos políticos”.

¿Existen los políticos honestos?

“Sí existen”.

¿Puedes mencionar algunos nombres?

“No quiero poner nombres porque automáticamente se hace un juego de palabras y de alianzas y de más pero sí conozco gente que porque la política no solo es aquella de los que están en los partidos. La política es de aquella de los que participan en la toma de decisiones, de los que inciden en la agenda, de los que están trabajando para transformar. Eso es hacer política.

“Hacer política es participar en la toma de decisiones en lo público. Por ejemplo, Las Patronas son políticas porque defienden a migrantes”.

En caso de obtener las firmas ¿contra quienes crees que te vas a enfrentar?

“Va a haber unas maquinarias. Lo único que están esperando es una foto para echar a andar toda la maquinaria. Va a haber los poderes fácticos legales e ilegales. Va a haber toda una cultura clientelar”.

¿Tendrías alianzas con otros independientes?

“Sí y también pudiera haber gente que tuvo vida partidaria y quiera asumir nuestro código de ética. Tampoco se trata de hacer un asunto de diálogo de superioridades éticas y morales: nosotros somos los buenos y ustedes los malos. No creo en ese término de relación. Creo en historias y trayectorias, en causas y procesos”.

¿Qué piensas de la trayectoria y posible candidatura de Marichuy?

“La respeto muchísimo, desde que presentamos Ahora saludamos con mucha decisión y carácter la iniciativa del Congreso Nacional Indígena. Qué bueno que lo hacen, qué bueno que los zapatistas juegan en la urna una opción más de sus procesos organizativos. Qué bueno que podemos trabajar en un país multicultural. Qué bueno que podamos pensar nuestro pacto para pensar que México es un país de muchas cultural.

“Tenemos que re pensar nuestro pacto político y si para eso sirve la candidatura de Marichuy, bienvenida. Hay que celebrarlo. Es que es de ánimo que haya gente que diga prefiero los votos que las balas. Y tenemos una deuda como país, le hemos pedido dialogar con ella y nos ha respondido que lo va a hacer transmitir y que eventualmente en agosto nos darán una respuesta.

“Nuestro ánimo es de diálogo y de construcción conjunta. Para mí es una buena noticia que quienes hace unos años apostaron por las balas ahora apuestan por las urnas, como otra, no como la única, como otra forma es buena noticia. Es buena”.

 

+ Sobre Emilio Álvarez Icaza

+ Licenciado en Sociología por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

+ Maestro en Ciencias Sociales por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

+ Director General del Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos) y cofundador de Alianza Cívica.

Julio González
Acerca de Julio González 54 Artículos
Reportero // Caminante //escribe la columna "Sepa la bola" // Profesor.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*