‘Fake news’

“Cada vez más, vivimos en un mundo donde nada tiene sentido. Los acontecimientos vienen y van, como las altas y bajas de una fiebre, dejándonos confundidos y en la incertidumbre. Aquellos que están en el poder nos cuentan historias para ayudarnos a darle sentido a lo complejo de la realidad. Pero esas historias son cada vez menos poco convincentes y vacías.”

Adam Curtis en “Bitter Lake

El “sentido” desaparecido de nuestras vidas. Cada vez que hemos pasado por una gran crisis (política, económica o social) hemos volteado a ver a líderes de opinión, representantes, autoridades o referentes de los medios, o  líderes de gobiernos para escuchar qué dicen. La mayoría de las veces lo hicimos mediante la televisión.

Durante los ataques del 11 de septiembre de 2001, esto se agudizó. Todos vimos en televisión como la potencia más grande del mundo era atacada y su presidente, informado de los ataques. Este ataque que inauguró una época distinta, radical y oscura para el mundo. Después, pudimos ver “en vivo” el bombardeo que comenzó la invasión de Irak.

En nuestro país también tenemos ejemplos de cómo vimos por la televisión eventos desarrollarse paso a paso de acuerdo al relato que las figuras de autoridad nos contaban. El fraude de la elección presidencial de 1988, donde el Secretario de Gobernación Manuel Bartlett nos contaba acerca de la famosa “caída del sistema” daba cuenta de cómo debíamos “entender” que el conteo de las votaciones primero favorecía a la oposición y después, mágicamente, se revirtió para darle la victoria al candidato del PRI.

También tenemos ejemplos mucho más recientes. Hace poco, pudimos ver un video en donde la captura del Chapo Guzmán se volvió real. Vimos todos los disparos y cómo marinos avanzaban habitación por habitación, recibiendo órdenes y disparando, lanzando granadas y recibiendo heridas. Estábamos acompañados de Carlos Loret de Mola, quien nos traía el vídeo en exclusiva y aparte nos contaba en entrevista con el capitán de los marinos cómo habían planeado y ejecutado el operativo para capturar al narcotraficante más buscado de México.

Sin embargo, a pesar de que tenemos boletos de primera fila para ver todos estos acontecimientos, cada vez más, la tragedia y el drama político están acompañados de voces de quienes no creen en el relato oficial. A esta tendencia aparentemente nueva, conocida en Estados Unidos como fake news (noticias falsas), en México ya la conocíamos desde hace mucho porque la mayoría de las personas ya no confían en los periódicos, en la radio o la televisión. Mucho menos, en los políticos.

Tener una historia y una idea de cómo funciona el mundo es importante, porque nos ayuda a entender y cambiar nuestro entorno. Estamos en una época en donde hemos visto cómo los medios de comunicación son cuestionados fuertemente, pero en donde también hemos visto cómo las redes sociales, como medios de comunicación de las personas, tienen muchos defectos.

En nuestra ciudad, un vídeo editado y sacado de contexto por un alumno de la Universidad de Guadalajara resultó en una amplia condena en las redes sociales. En éste, un profesor (de acuerdo a su versión, corroborada después por el vídeo sin editar), ejemplificaba un caso de violencia intrafamiliar machista.

Ni los propios medios pudieron dar cuenta cabalmente, usando las herramientas del periodismo, de qué había sucedido en realidad. Los lectores se transformaron en bandos opuestos. Hay al menos cuatro versiones en diferentes notas periodísticas que dieron cuenta del evento, todas de medios distintos:

Se diluyó la realidad objetiva. Ante el descreimiento de los medios oficiales y las figuras de autoridad, y lo suceptibles que resultan las redes sociales a la manipulación ¿Cómo podemos informarnos con claridad y sensatez ante un año electoral en nuestro país? ¿Es todavía posible? Si ya no creemos en las fuentes “oficiales”, tenemos un reto enorme y una gran responsabilidad: crear una visión del mundo que ayude a entender qué está pasando. Si no confiamos en “ellos”, confiemos en nosotros.

Rodrigo Cornejo
Acerca de Rodrigo Cornejo 7 Artículos
Miembro de Wikipolítica.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*