Un frente más que atenta contra las libertades

Sepa la bola

El Frente Nacional por la Familia tiene un nuevo aliado. O bueno, algunos mal pensados dirían que más bien presentan ya una nueva –otra– imagen y estrategia de comunicación. Les platico la historia: desde hace unos días en algunos canales de Televisa ya se transmite un promocional de la fundación “La vida por delante”.

El audiovisual tiene como música de fondo la canción titulada “Los caminos de la vida” con el pretexto de incluir el verso “no son lo que yo esperaba”, que complementa al título. Al son de la pieza musical, una joven mira una prueba de embarazo y se arrincona en su habitación para sollozar. Luego se mira en pantalla un portarretrato con dos muchachas que le dicen que no está sola. Luego aparece el nombre y dirección web de la iniciativa “La vida por delante”.

De entrada, parecería un spot cualquiera, uno conmovedor. Pero si husmeamos e investigamos un poco nos podemos dar cuenta de quiénes están detrás.

El Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial recibió una solicitud de protección de los rasgos distintivos de la iniciativa por parte de la Coordinadora de Servicio de Apoyo a la Familia A.C. el 26 de noviembre de 2018, para así registrar la marca “La vida por delante” y su logotipo. (Número del expediente: 2135084). El trámite tiene como objetivo que nadie más use estas figuras en “anuncios; publicidad y marketing; distribución de publicidad y anuncios comerciales servicios de publicidad; servicios de publicidad y marketing prestados a través de los medios sociales”.

La asociación civil Coordinadora de Servicio de Apoyo a la Familia A.C. tiene como Registro Federal del Contribuyente (RFC) CSA020125G6A y al menos desde 2014 aparece en la lista Organizaciones Civiles y fideicomisos autorizados para recibir donativos deducibles, publicada anualmente en el Diario Oficial de la Federación. En 2018, reportó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público haber recibido donativos en efectivo por 12 millones 964 mil 241 pesos.

De hecho, dicho RFC es utilizado también por “Red Familia: la familia es la solución” (no ahondaré sobre la creatividad para pensar en nombres de proyectos). Uno de los rostros visibles del organismo es Mario Romo, colaborador de los espacios de Esteban Arce, un comunicador que en Twitter se describe en ésta como católico y próvida; también presenta el logo del Frente Nacional por la Familia.

“La vida por delante” dice querer orientar a las parejas que resultan embarazadas. Entre sus preguntas “orientadoras” publicadas en su página están: “¿Cómo sé si estoy embarazada?”, “Mi novia está embarazada, ¿qué hago?”, “Estoy embarazada y me corrieron del trabajo. ¿Qué puedo hacer?”, “¿Qué hago si estoy embarazada? Me corrieron de mi casa y no tengo a dónde ir”, “Mi hija está embarazada y es alcohólica. ¿Cómo afecta esto al bebé?” y “Estoy embarazada, quiero tener a mi bebé, pero no sé qué hacer”. No presentan la opción “Estoy embarazada y no deseo seguir con el proceso”. La omisión no es gratuita.

La discusión pública no debe centrarse en si apoyan a las jóvenes en embarazo, sino en que buscan instaurar a través de medios de comunicación, redes sociales y de otras estrategias, una idea que coarta los derechos de las mujeres: el derecho a decidir. Habrá que vigilar sus acciones, rostros y aliados.

Migaja

En tiempos de la posteridad, una pareja anti-libertades –Zavala y Calderón– busca fundar un partido político nacional llamado Libre.

Julio González
Acerca de Julio González 125 Artículos
Reportero // Caminante //escribe la columna "Sepa la bola" // Profesor.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*