¿Fue Aristóteles un buen gobernador?

Este jueves se presentará el quinto informe de actividades de Aristóteles Sandoval Díaz como gobernador de Jalisco. Aunque aún es muy pronto para hacer una evaluación final, de algo no tengo duda: el 2017 fue el peor año de la administración del priista que regresará a su casa a partir del 5 de diciembre.

A continuación, doy algunos datos que soportan mi argumentación.  Advierto, todos los datos son generados por la Subsecretaría de Planeación del propio Gobierno del Estado:

1.- Inseguridad

Todos los políticos que no saben cómo resolver el problema de la inseguridad dicen que “es un problema nacional, y nuestro Estado está en ese contexto”. Nada, no se hagan güeyes, no pudieron. El 2017 se convirtió en el más cruento y letal del sexenio, con mil 369 homicidios dolosos, lo que indica un incremento porcentual de 18% respecto al año anterior.

Pero no sólo eso, en Jalisco hubo 322 delitos diarios durante el 2017. Uno cada cinco minutos.  El robo a personas y el robo a negocios se duplicó en un año (Por primera vez marchamos porque el robo de un celular le costó la vida a un joven estudiante).

El robo a vehiculos, el robo a vehículos de carga pesada y el robo de casa habitación creció también por encima de los dos digitos porcentuales. Sólo el secuestro y la extorsión telefónica descendieron respecto al año anterior.

2.- Pobreza disfrazada

En agosto pasado, el titular del Gobierno del Estado se llenó la boca para decir que entre 2014 y 2016, Jalisco sacó de la pobreza a medio millón de personas. Y sí, está chido el datito. Pero seamos sinceros, esos pobres ¿pasaron de Guatepeor a Guatemala?

El Gobierno del Estado cuantifica en 37 pesos el salario por hora trabajada para los jaliscienses. Es decir, un salario promedio de 7 mil 104 pesos mensuales. En un país donde la inflación del 2017 superó cualquier límite conocido en los últimos 22 años.  ¿Cómo vive una familia con 7 mil pesos mensuales?

4.- Educación y medio ambiente

Los chavos aprenden más en internet que en las escuelas. Los resultados de la prueba Planea tampoco son para dar de brincos. Mejoramos en habilidades de comunicación pero 83 de cada 100 niños no tienen habilidades suficientes en matematicas. Ni de panzazo.

Además, en el 2017 se descuidó el tema del bullying. En 2016 se reportaron 84 casos de acoso escolar entre pares. Y en 2017 la cifra se incrementó hasta 140; dos de ellos de consecuencias lamentables. Un niño que terminó en terapia intensiva por la golpiza recibida y una niña que murió por lanzarse de un segundo piso de una secundaria, que falleció por presunta negligencia médica.

Y en medio ambiente: tache. Y doble tache. Luego de que el Gobierno del Estado suspendió los operativos para dar cumplimiento a la verificación vehicular; producto del aumento en el precio de los hidrocarburos, la ciudad tuvo 164 días con calidad del aire fuera de norma, lo que convirtió al año 2017 en el más contaminado del sexenio.

Y para acabarla: el sistema Mibici no crecerá en 2018 porque no le asignaron dinero para la ampliación y el eterno problema del transporte público. Otro pendiente heredado que no lo pudieron solucionar ni los panistas y ahora con los priistas se hizo más complejo: hay en la ciudad 37 mil autos de Uber, Citydrive y Cabify. ¿Quién los administra? ¿De quiénes son? ¿Dónde está el dinero que se les iba a cobrar de impuestos?

5.- Impunidad

¿Se acuerdan de aquella declaración fastuosa de que habían encontrado irregularidades financieras por 7 mil millones de pesos en el último año de Emilio González Márquez? Pues nada. Hasta me da risa recordar como el ex director de Siapa, Rodolfo Ocampo, salió inculpado de la cárcel.

¿Se acuerdan de todas las irregularidades encontradas por los Juegos Panamericanos, incluidas las Villas que siguen sin abrirse en la zona de El Bajío? Tampoco hubo nada.

¿Se acuerdan de los miles de millones de pesos no comprobados de Seguro Popular, administrados por Antonio Cruces Mada, llevado a la Secretaría de Salud para volver a hacer irregularidades administrativas y financieras? Pues nada. Es más, hasta la medicina se le echó a perder en las bodegas de la dependencia.

¿Qué me dicen de aquellas denuncias presentadas por el desvío de recursos del Instituto de Pensiones, de CAPECE, de la Secretaría de Desarrollo Rural? Archivadas.

Aunque hoy digan que el Gobierno del Estado es un impulsor del Sistema Estatal Anticorrupción, los hechos hablan: esta fue una administración que prefirió el silencio y la impunidad como moneda de cambio.

6.- Entregar el poder

Por eso el gobierno priista perderá en julio próximo. No porque sean tan malos como dice la oposición que son. Más bien porque muchos de sus principales actores prefirieron hacer negocios y dejarle el poder a los que vienen. Y eso es aprovechado por sus adversarios políticos.

La sola designación de todos los personajes que integran el Sistema Estatal Anticorrupción, y la designación del presupuesto de egresos 2018, son dos muestras de que los astros tricolores van alineados con los naranjas.

No sé si Aristóteles Sandoval fue un buen gobernador. Pero esperemos que un año como el 2017 no se vuelva a repetir.

Omar García
Acerca de Omar García 6 Artículos
Reportero cachamentiras. Escribe sobre Guadalajara y sus procesos urbanos.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*