La maldición de ver el porvenir que nadie quiere

Sergio González Rodríguez durante la entrevista para este medio. (Foto: Julio González)

La sociedad se debe replantear su futuro, en este momento no lo hay: Sergio González Rodríguez

Para el escritor, México vive uno de los momentos más críticos en su historia reciente

|| Por Julio González ||

La palabra “enigma” lo ha acompañado desde hace casi 50 años. El concepto se refiere a lo oculto, lo que es difícil de comprender o interpretar. En su juventud se relacionó con ella en su faceta de rockero, Enigma era el nombre de la agrupación a la que él, Sergio Acuario, y otros amigos pertenecían. Su sonido era rudo y rasposo. Este hombre tocaba las cuerdas del bajo. Luego vio su “imposibilidad” –como él la califica– de vivir de la música y decidió estudiar la carrera de Letras Modernas en la UNAM. También dejó atrás su sobrenombre, pero la palabra enigma lo seguiría acompañando, igual que su característico bigote.

En los años 80 entró como reseñista en publicaciones culturales y hoy es periodista, escritor, ensayista, crítico y columnista del diario Reforma. Su trayectoria se escribe en decenas de líneas. Ha escrito libros como Huesos en el desierto (Anagrama, 2002), El hombre sin cabeza (Anagrama, 2009 ), Los 43 de Iguala (Anagrama, 2015). Pero sus textos no los firmó con su sobrenombre –Acuario– sino como Sergio González Rodríguez (Ciudad de México, 1950).

“Ante la realidad uno va cambiando, es una enseñanza útil. Para mí lo ha sido la posibilidad de cambiar el punto de vista”; Sergio ha cambiado y los enigmas los ha abordado desde diversas trincheras: la música, el periodismo y la filosofía.

El rol de Casandra

“Jugar el papel de Casandra es muy ingrato”, confiesa González Rodríguez. El escritor hace referencia al personaje de la mitología griega que tenía el don de ver el futuro, aunque nadie le creía.

Cuando se refiere a Casandra, lo hace porque cuando escribió Huesos en el desierto se enfrentó a un drama que en ese momento le quedó claro que se extendería por todo el país. Previó la “fronterización” de México. Es decir que la ola de asesinatos e impunidad revolcaría al país entero.

“Se burlaron de mí, otros se rieron. Otros dijeron que era una exageración”.

Hoy México vive una crisis de violencia generalizada y en materia de derechos humanos.

“Creo que es un momento crítico porque hay una enorme crisis social y política. Para colmo, empeorada por la situación económica. No había visto una coyuntura más adversa para el desarrollo del país que esta. Yo espero que de la propia sociedad surjan los elementos, porque tal como está ahora, México no tiene ningún futuro. Yo creo que desde la sociedad tenemos que hacer una viabilidad al país, ahora no la tiene”.

¿Cuáles son esos elementos de mejora? 

“La compresión de la gravedad que estamos viviendo. En segundo lugar, el acuerdo suficiente entre las fuerzas políticas más protagónicas –pienso en partidos políticos, movimientos sociales, liderazgos, clase dirigente–, el acuerdo entre todos estos elementos sociales y políticos para crear una viabilidad para el país. Creo que sin este acuerdo no va a ser posible”.

“Si seguimos transitando por la vía de la democracia formal que hemos heredado, la vía de la elección partidaria y alternancia de partidos en el poder simplemente como un hecho mecánico, no vamos a mejorar. Tiene que haber un replanteamiento integral del país, sobre todo para las nuevas generaciones que ahora no tienen ningún futuro”.

El escritor recibió el homenaje de periodismo cultural Fernando Benítez en la FIL del 2015 (Foto Héctor Hernández)

El enigma de Ciudad Juárez

Diecisiete páginas. Del 23 de enero de 93 al 23 de septiembre de 2002. 186 mujeres asesinadas. El nombre del capítulo en el libro Huesos en el desierto es “La vida inconclusa”. En él, González Rodríguez rememora a las mujeres asesinadas de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Sergio resolvió, de alguna manera, el enigma o mejor dicho los múltiples enigmas del sangrerío en la ciudad fronteriza. Por ello recibió múltiples amenazas, robos y acoso. Incluso, debido a una de las golpizas que le propinaron el 15 de junio de 1999, le terminaron diagnosticando un “severo derrame sanguíneo” en la cabeza. Lo tuvieron que operar. Las amenazas siguieron por años.

¿Has vuelto a Ciudad Juárez? 

“Sí, pero el problema de Ciudad Juárez sigue siendo el que señalé en su momento. Es una localidad que se desarrolló sin planeación, con mucha asimetría sociocultural, con un planteamiento económico con la vigencia de la industria maquiladora, que poco a poco ha ido desapareciendo o ha replanteado su actividad y en esta medida no ha habido una mejoría ni un beneficio generalizado allá. Aunque sigue manteniéndose la oferta de empleo. Lo que normalmente el punto de vista oficial divulga en esa localidad y en el estado de Chihuahua.

“Yo creo que sigue habiendo una enorme violencia contra las mujeres, sigue habiendo una enorme cantidad de feminicidios, sigue habiendo una intolerancia contra las mujeres y una misoginia generalizada. No ha habido una buena aplicación de políticas públicas en Ciudad Juárez. De modo que seguimos llamando la atención para que esto tenga otro tratamiento por parte del gobierno Federal, Estatal y Municipal. Sin embargo, no hay respuestas. Es muy grave todo esto”.

El futuro con Trump

¿Qué le auguras a México ahora que Trump es presidente? 

“Yo creo que frente a su gobierno, lo que vamos a observar es que puede durar una temporalidad más breve de lo que se contempla en el periodo constitucional en Estados Unidos. Puede haber un enjuiciamiento a Trump, esto es una posibilidad muy tangible, muy completa. Pero lo más importante no es esto, sino que detrás del fenómeno de Trump hay lineamientos de cambio, de transformación, en la sociedad norteamericana, en su geopolítica y política interna; su funcionamiento económico. Que son los que van a determinar, no solamente el caso de Donald Trump, sino el desarrollo de Estados Unidos y su postura ante México.

“No hay que dejar de observar que Estados Unidos planteó una fase de integración regional de México con Estados Unidos que duró aproximadamente 20 años, después se dio un tratado para la seguridad y prosperidad de América del Norte, consecuencia en el ámbito de seguridad del tratado de libre comercio y un día cambia la geopolítica estadounidense y en México no hubo planeación ni previsión y actualmente estamos en una zona de incertidumbre.

“Primero debemos hacer una observancia crítica de lo que se dio y de lo que podemos hacer y desde luego recuperar la capacidad de prospectiva que no hemos tenido y la capacidad de negociación enérgica en defensa de los intereses y soberanía del país y no por el contrario en beneficio del gobierno y de la sociedad norteamericana”.

Así concluye Sergio González Rodríguez. Su experiencia y múltiples estudios en derecho le han permitido observar desde otra perspectiva, la vida en México, en la sociedad global y en los medios de comunicación en la era de la posverdad. Y lo que mira y lo que esa mirada vaticina no se parece a lo que nadie sueña.

Julio González
Acerca de Julio González 49 Artículos
Reportero // Caminante //escribe la columna "Sepa la bola" // Profesor.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*