Indicios

Sepa la bola

Tengo indicios para no creerles. Mi escepticismo ante la que quieren posicionar como una nueva “verdad histórica” con un caso de desaparecidos “casi” resuelto parte de la definición del término “indicio”, contenido en el de Oxford, como una “cosa material, señal o circunstancia que permite deducir la existencia de algo o la realización de una acción de la que no se tiene un conocimiento directo”.

Sus indicios los llevaron a decirnos que a Daniel, Marco y Javier los privaron de su libertad; en una finca, a uno de ellos lo golpearon hasta la muerte; luego les quitaron la vida a sus amigos; los llevaron a otra casa y los disolvieron con acido sulfúrico.

Tengo indicios para sospechar que las investigaciones están plagadas de indicios. En su rueda de prensa (presentación, video y respuesta a preguntas) se escuchó en 17 ocasiones el término “indicio(s)”; 11 cuando respondieron a los cuestionamientos de la prensa. Mientras que en el video que proyectaron, tras mencionar dicha palabra seguían frases como “se deduce” y “se presume”.

Los indicios de su investigación los llevaron a plantear un argumento en los últimos segundos del material audiovisual: “elementos indiciarios, evidencias, análisis de evidencia, análisis de laboratorio apuntan a que las líneas de investigación llevadas por la Fiscalía General del Estado de Jalisco cuentan con elementos de prueba que son múltiples, graves, unívocos y que no existe alguno contrario para concluir racionalmente que los estudiantes fueron privados de la libertad con la finalidad de dañarlos, para quitarles la vida y posteriormente sus cuerpos fueron disueltos en ácido para no dejar rastros de ellos”. Sin embargo, durante la explicación, se dijo solamente en una ocasión “identificación plena” y fue al referirse a “El Canzón”. Por lo que me lleva a deducir que tengo indicios para no creerles.

Sus indicios les sirvieron para decirnos “se presume que ahí (en la casa 3) pudieron haber sido diluidos los cuerpos” en los tres tinacos. Además de una mancha hemática y perfil genético, dos indicios más que les fueron suficientes para concluir que los cuerpos de Daniel, Marco y Javier ya no existen. Y que nos hacen desconfiar de que seguirán con su búsqueda. Que dieron carpetazo pese a que en la ruda de prensa dijeron que “aún están pendientes los resultados de los análisis encontrados en la casa 2 y casa 3”.

Tenemos indicios para dudar de una nueva verdad histórica. De pensar que aún falta evidencia para saber la verdad. Que no nos quedemos con que se deduce o se presume. Que no nos digan que no han encontrado el perfil Genético de Javier Salomón pero que hay indicios de que hicieron con él, lo mismo que piensan que hicieron con sus dos amigos. Tenemos indicios para no creerles.

Migaja

Nos dicen que un rapero participó en la privación de la libertad, homicidio y disolución de los cuerpos de los tres jóvenes ¿Y las pruebas? ¿Les bastó su palabra? ¿Confiamos en que declaró sin presiones?

Julio González
Acerca de Julio González 108 Artículos
Reportero // Caminante //escribe la columna "Sepa la bola" // Profesor.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*