Junio: adoptado y adaptado

Foto: José Aceves

|Por: Paul Alcántar|

Los cambios paradigmáticos en nuestra sociedad local son palpables e innegables. En estas revoluciones culturales en las que nos hemos envuelto, sin duda queda la marca de la movilización y activación alrededor de la diversidad sexual y la disidencia de los grupos LGBTTTIQ mas todas las letras que se identifiquen con el arcoiris.

La conmemoración de las libertades de las identidades y las identificaciones sexuales y de género la adoptamos en el mes de junio como en la gran mayoría de los países occidentales. El símbolo de los disturbios de Stonwell de 1969 en Nueva York irremediablemente nos aglutina en una sola acción en momentos no necesariamente simultáneos, para recordarles a los otros, los normados y heterosexuales que podemos ser visibles y manifestarnos sin importar etiquetas.

El orgullo de las personas que han sido excluidas en otros espacios por su condición sexual me parece que seguirá siendo un acto de rebeldía. Por eso creo que junio debe ser consolidado como el mes adaptado por las comunidades que siguen explorando sus formas de vida, sin dejar de exigir respeto por las decisiones que toman desde su intimidad hacia lo público.

Y así hay que reconocerlo. Junio ya es el pretexto para discutir y disfrutar sin tabúes la sexualidad y sus expresiones. Este año ha sido particularmente interesante cómo se aborda la estrategia de visibilización de las comunidades y la apropiación que tuvieron de los espacios antes negados y de otros que se han mantenido consolidados como los puntos de reunión tradicionales, arrebatados a pesar de las hostilidades sociales.

Guadalajara experimenta en estas cuatro semanas un proceso cultural interesante que no debe caer en saco roto. Exposiciones artísticas, muestras de documentales y producciones audiovisuales, conversatorios con talentos de distintas disciplinas, eventos lúdicos y de vinculación social, intervenciones en calles y pasos peatonales, son tan sólo algunas de las acciones de un movimiento interesante que resalta el buen sentir de las comunidades y de sus aliados.

En paralelo no se dejó de lado la reflexión sobre los avances y el estancamiento en materia de los Derechos Humanos, tampoco en la necesidad de fortalecer las estrategias que garanticen el respeto, la protección y los cuidados de las comunidades de la diversidad sexual. Como en todas las generaciones los retos se pluralizan y hoy vemos fenómenos institucionalizados que ya salen a la luz como la tortura hacia niñas, niños y jóvenes que son sometidos para obligarlos a cambiar sus sentimientos a través de los esfuerzos para corregir la orientación sexual e identidad de género, los llamados ECOSIG, que no son otra cosa más que atentados en contra de la integridad humana.

No hay que bajar la guardia. Los derechos humanos y la política de salud pública enfocada a la prevención están bajo condiciones vulnerables que no podemos tampoco desestimar. En México hemos dado saltos importantes para que el reconocimiento de la pluralidad, pero los derechos otorgados se están naturalizando a tal grado de pensar que éstos pueden ser inamovibles. Hay reformas legislativas que siguen congeladas en materia de reconocimiento civil e identidad de género, pero también  hay una deuda hacia las víctimas por lesbofobia, transfobia y bifobia que sus casos quedan impunes.

No queda más que seguir gritando que el odio es el fantasma que sigue rondando en la conciencia colectiva, que si bien se expresa en eventos que pensamos esporádicos, la realidad es que ésta se puede asomar con mayor fuerza el día menos esperado.

En junio ya toca reconocer que también las historias locales cuentan, que si bien el referente de Stonwell seguirá juntando y re juntando a una sociedad abierta y curiosa, también es importante no olvidar que alguna vez Guadalupe López y Pedro Preciado fueron los pilares fundacionales del movimiento lésbico gay tapatío.


Paul Alcántar

Hago análisis. Toma la ciudad. Michoacano en Guadalajara.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*