La del asesino, una de las ‘chilas’ de Élmer

|| El candidato presidencial, antes de su asesinato, estaba destinado a sufrir otro atentado contra su vida, pero el sicario encargado se enfrentó a circunstancias adversas que lo hicieron fallar

| Por Okupo+ |

Al primero que le contó sobre su Un asesino solitario (Andanzas, 1999) fue al periodista y escritor Federico Campbell. Estaban en una nevería en Álamos, Sonora. El ya fallecido autor tijuanense le pidió tres copias del texto para mandárselas a algún editor.

Finalmente, fueron Aurelio Major y Martín Solares los que se encargaron de editar la primera novela de Élmer Mendoza (Culiacán, 1949), quien luego daría a la imprenta El amante de Janis Joplín (Tusquets) y Balas de plata (III Premio Tusquets Editores de Novela) entre otras; pero quizá Un asesino solitario es la gran novela de este sinaloense.

La trama: antes del exitoso atentado contra el candidato a la presidencia en el norte de México –allá en los 90–, se efectuó otro fallido en una ciudad distinta en el Pacífico. Pero fue olvidado por factores como la guerrilla y la crisis económica. El sicario Jorge Macías era un habilidoso manipulador del sistema político. Pero fue traicionado por su esposa y su amigo. Además, conforme se acercaba a la hora de la verdad, las conspiraciones en su contra fueron creciendo.

El lenguaje utilizado en la novela es naturalmente sinaloense. Al momento de leer los grafos negros, el lector se trasladará hasta aquella ciudad del Pacífico y se sentirá parte del ambiente que se vive por aquellos rumbos.

Élmer Mendoza es catedrático de Literatura en la Universidad Autónoma de Sinaloa. Además, es miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y del Sistema Nacional de Creadores de Arte y de El Colegio de Sinaloa.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*