La elección presidencial se cerró en sus últimos días

Sepa la bola

El candidato de la coalición “Juntos haremos historia” en sus últimos actos de campaña repite las mismas propuestas que, según él, lograrán cambiar el rumbo del país. Dice que tenemos la dicha de vivir en una época en la que seremos testigos de una transformación para México. Repite una y otra vez que este país cambiará cuando el próximo presidente –se refiere a él mismo– deje de robar y ser corrupto y que quitando la pensión a los expresidentes y vendiendo no solo el avión presidencial que costó 7 mil millones de pesos sino también la flotilla aérea, habrá presupuesto federal para que a esta nación le alcancen los centavos para obras y programas sociales que beneficien a la población. Más que políticas públicas sustentadas, parecen buenas intenciones.

Pese a que no hay nada claro en el camino para erradicar la corrupción y mucho menos la violencia e inseguridad, sus simpatizantes –según algunos instrumentos de medición estadística– lo siguen prefiriendo y de paso, ha ganado nuevos adeptos. Además, logró capitalizar el enojo, la frustración y la decepción. También sumar a quienes huyeron del PRIAN.

No obstante, la elección presidencial se cerró en sus últimos días de existencia. Sí, así como lo leyó: se cerró… pero por el segundo lugar. Y me pregunto ¿qué pasará con el desesperado llamado al voto útil?

En Facebook, grupo cerrado (ni cómo ayudarles en su estrategia de comunicación) “Voto Útil Contra AMLO y Morena” convoca a quienes no simpatizan con López Obrador a que se unan como sociedad civil (sic) y que voten “por quien lo pueda vencer, independientemente de nuestras predilecciones políticas”. En su información aclaran que “el grupo no pretende apoyar a ningún candidato o partido en particular” pero en su foto de portada aparece Ricardo Anaya, candidato del “Frente por México”.

En la misma red social, circula una imagen que invita al voto útil “pero razonado”. Expone que José Antonio Meade, candidato de “Todos por México”, sería mejor presidente y lo exculpa de ser el ungido del PRI.

La más reciente encuesta de Consulta Mitofsky, coloca a Meade con 17.7 puntos, a 2.3 puntos de Anaya, quien registra 20% de la preferencia electoral. Mientras que López Obrador, mantiene el primer lugar con 37.7 puntos porcentuales. En mayo, la diferencia entre Meade y Anaya era de 6%. Sin embargo, el cambio de rumbo en la estrategia priista ha dado resultados.

¿Quién quedará en segundo lugar? ¿Anaya o Meade?, ¿quién tiene la capacidad de movilización el día de la elección?, ¿quién cuenta con el apoyo de su estructura?, ¿podrá Meade mantener su tendencia al alza?, ¿Anaya podrá conectar con los votantes de López Obrador en las próximas 72 horas? Para el PRI no será lo mismo irse en segundo que en tercero. Mientras que el PAN si pierde, quedará hecho pedazos. ¿Qué rasgos tendrá el rostro de la oposición?

Migaja

Al fin, hoy terminan las campañas.

Julio González
Acerca de Julio González 106 Artículos
Reportero // Caminante //escribe la columna "Sepa la bola" // Profesor.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*