‘La estafa maestra’ me puso de buenas

Sepa la bola

Confieso que al leer la investigación periodística La estafa maestra, publicada en el portal Animal Político y que trabajaron en conjunto con un equipo de Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad (MCCI), me puse de buen humor y me alegró la tarde lluviosa del lunes.

Me explico: una vez más vemos que en México se trabaja y se hace periodismo del bueno. ¿A qué me refiero con la expresión “del bueno”? A que se está investigando de fondo; se están organizando reporteros y otros profesionales interesados en explicar y dar a conocer informaciones referentes a los temas que tanto nos hacen daño, como lo son la corrupción, el desvío de dinero público, la impunidad, entre otros.

Ayer por la noche, el mismo grupo de periodistas dieron a conocer una segunda parte titulada Sedesol: ¿Dónde quedó el dinero para los más pobres? Esta secretaría entregó 2 mil 224 millones de pesos a universidades para que prestaran servicios como parte del programa de la Cruzada contra el hambre. Sin embargo, éstas triangularon la mayoría de la lana y se la dieron a 19 empresas; sólo una legal, las demás no (tres de ellas fantasmas; otras tres investigadas por el SAT; seis más sin cumplir requisitos para operar; una desmanteló la oficina después de recibir el dinero; a otra nunca la encontró la Auditoría; una más, con oficina virtual; un despacho contable; tres más que tienen un objeto social que es completamente distinto al servicio que debían dar). No se hizo bien el trabajo pero la Sedesol se declaró “satisfecha” con los servicios recibidos.

¿Cómo le hicieron para concretar el reportaje de fondo? Husmeando bases de datos, yendo a las direcciones registradas, enviando 300 solicitudes de información, entrevistando a decenas de personas. Es decir, investigando. De hecho, la historia continúa: en unas horas más, presentarán una tercera parte, ahora sobre Pemex; la empresa del Estado entregó 3 mil 576 millones de pesos a universidades.

En medio de este escándalo, otra organización de la sociedad civil, Fundar Centro de Análisis e Investigación, presentó el informe Contar lo bueno cuesta mucho. El gasto en publicidad oficial del gobierno federal 2013 a 2016. El documento presenta datos interesantes. Por ejemplo, que el gobierno federal en 2016 tenía previsto gastar 4 mil 580 MDP en publicidad oficial pero mejor desembolsó 10 mil 698 MDP, es decir, 133.58% más del gasto programado. También, se menciona a las empresas mediáticas más favorecidas (principalmente televisoras) con contratos y pagos de la administración del priísta Peña Nieto. Uno más: cuando termine su sexenio, habrá gastado 60 mil millones de pesos en este rubro.

Pero ¿Qué tiene que ver La estafa maestra y la publicidad oficial? Entre los múltiples pendientes de Enrique Peña Nieto está la regulación de la publicidad oficial. Esto favorecería la autonomía periodística de muchos medios de comunicación que cuentan con profesionales en sus filas. Las empresas mediáticas nunca serán independientes; siempre tendrán intereses económicos –son entes privados con fines de lucro–. Sin embargo, ejemplos como los de Animal Político y MCCI nos dan una buena noticia: existen proyectos para dar a conocer cómo funciona la corrupción; existe buen trabajo de investigación periodística en nuestro país, alejado de una dependencia de la pauta gubernamental.

Migaja

En 2011 en Jalisco, la Sedesol tenía a su disposición a “becarios” universitarios para que realizaran labores como parte de la Cruzada contra el hambre. Les llegaron a deber hasta seis meses de sueldo ¿Habrán jineteado el dinero? Según me informan, la situación cambió con José Antonio Meade como titular de la dependencia, quien aceleró los pagos y redujo la plantilla.

Julio González
Acerca de Julio González 60 Artículos
Reportero // Caminante //escribe la columna "Sepa la bola" // Profesor.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*