La Paz antónima de ella misma

Sepa la bola

La Paz, Baja California, es conocida por sus islas Partida y Espíritu Santo, que se encuentran a lado derecho de la bahía que lleva el mismo nombre de esta capital estatal.  Según información publicada en el portal del gobierno municipal, la región es hogar de más de mil especies vegetales y animales, 64 de las cuales cuenten con algún grado de protección oficial. Las islas albergan 11 especies que solo existen en dicho lugar, y una colonia reproductiva de alrededor de 300 lobos marinos.

La Paz es habitada por unas 251 mil 900 personas. Su historia, en resumidas cuentas, comienza con la llegada de un viaje del conquistador español, Hernán Cortés, en 1533. Él mismo dirigió la segunda expedición. Llegaron a la bahía el 3 de mayo de 1535 y la bautizó con el nombre de Bahía de la Santa Cruz, pero fue abandonada por su aridez.  Sin embargo, 44 años después, en 1596, Sebastián Vizcaíno desembarcó en la bahía, y la bautizó con el nombre de La Paz. En 1830, la capital de las Californias es transferida a La Paz, y se convierte en su jefe político, el coronel Manuel Victorio.

La Paz, articulo y sustantivo como concepto, la define el diccionario de Oxford como “gran tranquilidad o calma existente en un lugar”. Ese es el nombre que lleva la ciudad donde el lunes 20 de noviembre, asesinaron al titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Baja California Sur, Silvestre de la Toba Camacho. En el ataque también murió su hijo; su hija y su esposa quedaron lesionadas. La familia iba en su camioneta cuando otro vehículo se acercó y dispararon.

La Paz –así como el resto del estado– no le rinde más honor a su nombre ya desde hace tiempo. Según el Secretariado Ejecutivo de Seguridad Nacional (SESN) de la Secretaría de Gobernación, Baja California Sur es el tercer estado más violento de México. Este territorio pasó de contabilizar 147 casos de enero a octubre de 2016 a 409 casos en este mismo periodo en este año. Se trata de un incremento del 178% de los asesinatos. Así lo reporta una nota en el portal Animal Político. Basta con navegar en el portal de El Sudacaliforniano para hacer un zoom al problema de “Baja Sur” y mirar la situación que vive la capital.

La Paz es una de las escenas de la saga de horror que vive México. El analista de seguridad, Alejandro Hope, publicó ayer una estadística que pinta con más colores la fotografía sobre la inseguridad en esa región. “En los 12 meses de 2014, Baja California Sur registró 84 homicidios doloso. En octubre de 2017 (sólo en octubre), 135 personas fueron asesinadas en ese estado. Van 536 víctimas de homicidio doloso en 10 meses”. En todo el país, tan sólo en el décimo mes del calendario romano se registraron más de 2 mil 300 casos de homicidio, el mes más violento desde que comenzó el registro en 1997.

La Paz viene del latín, se le relaciona con dos palabras: pagar y pacto. ¿En aquella zona se habrá terminado algún pacto de “no violencia”? ¿Por qué aumentó el estado de inseguridad? Parece ser que lo único que le queda de paz a esa ciudad es su propio nombre.

La Paz antónima de ella misma.

Migaja

De enero a octubre de 2017, las fiscalías estatales suman un total de 20 mil 878 carpetas de investigación abiertas por homicidios en el país. Ya queremos vivir en paz.

Julio González
Acerca de Julio González 68 Artículos
Reportero // Caminante //escribe la columna "Sepa la bola" // Profesor.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*