Lo que ocupas saber de compras a crédito

deuda

||El crédito es dinero que se presta para adquirir bienes o servicios con la obligación de después pagarlo

|Por Okupo +|

Ya pasó el Buen Fin. Seguro muchos dejaron empeñadas sus quincenas por el próximo año y otros sí supieron gastar –previo a la temporada navideña–. Pero como las tiendas, los objetos y servicios seguirán ahí, con promociones y meses sin intereses, en Okupo+ te dejamos algunas informaciones  para gastar a crédito, pero sin afectar tu futuro financiero.

Comencemos por lo básico:

Es la acción donde mediante la cual una persona (también conocida como “acreedor”) confía su dinero a otra persona (también llamada “deudor”) por un periodo de tiempo determinado, por lo que por lo que una vez transcurrido este plazo, el deudor devuelve al acreedor el dinero prestado. Y muy probablemente con algún tipo de interés.

Lo vas a pagar con tu dinero. Así que cuídalo bien.

¿Quiénes son los principales acreedores? Los bancos. Y claro, buscan que su inversión rinda, por eso te cobran un interés.

Los bancos son las instituciones encargadas de proporcionar recursos a personas o empresas, mediante diferentes tipos de créditos. Estos a su vez se encuentran divididos en función de los bienes y montos a financiar, y según sea el caso las condiciones y requisitos para estos préstamos variaran en consecuencia.

Créditos más comunes:

+Automotriz

+Hipotecarios

+Al consumo (la poderosa arma de dos filos, mejor conocida como la tarjeta de crédito).

crédito

Los créditos no son gratuitos, cuando debes esa lana, al momento de devolverle el dinero,  debe agregar un pago adicional denominado interés o tasa de interés. Sobre este tema, el Banco de México hace la siguiente recomendación:

“Cualquier persona que pida un préstamo tiene que tener mucho cuidado con los intereses que le vayan a cobrar. Por ejemplo, la tasa de interés puede no estar expresada en términos anuales sino mensuales o semanales o hasta diarios”.

Y si creías que no nos gusta endeudarnos, estás equivocado. Con toda y la crisis (o la supuesta, en caso de que pienses que económicamente el país se encuentra con buen ánimo de gasto), de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2015, 29.1% de las personas adultas (18 a 70 años) tenía algún tipo de crédito en ese año, de las cuales sólo 28.9% comparó con otros productos o instituciones financieras

Lo más más importante es usar el crédito a tu favor, y no generar deudas impagables que pueden afectar tu patrimonio. Esa es la regla de oro. Las tarjetas de crédito no deben ser una herramienta para tu sufrimiento.

 

*Con información de la Profeco y Banixco

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*