Lo primero que hay que hacer es recordar el caso Javier Valdez

Foto Scarlett Nordahl

||A un año del asesinato del periodista Javier Valdez, Aristegui, habló de periodismo y libertad de expresión en un marco de intolerancia y democracia simulada

|Por Scarlett Nordahl|

Con el auditorio Lince de la Universidad Autónoma de Occidente lleno, la periodista mexicana, Carmen Aristegui, lanzó un mensaje claro y contundente a la sociedad “Cuando matan a un periodista, matan a un pedazo de la sociedad”. El cual dio dentro del marco de la Jornada Nacional de Protesta por el aniversario del asesinato del periodista y fundador de Río Doce, Javier Valdez Cárdenas.

La periodista mexicana habló con el público sobre el papel importante que desempeña el periodismo y la libertad de expresión en tiempos donde la violencia, la impunidad y la corrupción viven negando el derecho de la sociedad a estar informada.

Aclaró que el periodista tiene como principal propósito cumplir con un derecho fundamental de los ciudadanos que es el estar informados, pues se pacta de esa realidad de una democracia donde la información es un insumo irrenunciable.

Sobre esto, declaró, que cuando un periodista es asesinado como Javier o Miroslava, no solamente mata a una persona que ya es mucho, si no también le quita a la sociedad la posibilidad de que esas personas sigan haciendo su trabajo. Lo cual es dañino pues trae consigo un efecto expansivo, donde los periodista “se la piensan dos o tres veces para informar”.

Foto Scarlett Nordahl

“Los demás se la piensan dos o tres veces para informar. El efecto que causa la muerte, el asesinato de un periodista es expansivo, ¿Cómo demonios le pedimos al periodista de al lado que siga informando como el que murió?”, declaró, Aristegui, frente al auditorio.

Agregó que el caso de Javier Valdez Cárdenas es uno que se ha convertido en un caso entrañable, emblemático y de altísimo simbolismo para México por lo que representa. Pues la figura de una persona como Javier, que supo entender el entramado de un estado como Sinaloa y su papel como cronista, reportero e investigador del día a día ha hecho que organizaciones como la ONU, la Agencia de noticias AFP, entre otras, hizo que decidieran crear el premio de periodismo y derechos humanos Breach-Valdez. Siendo esto el reflejo de como su muerte se ha convertido en algo más grande, se ha convertido en referendo de compromiso y entrega, en fuerza  narrativa que hoy en día se necesita rescatar.

A su vez, lamentó que justo en el primer aniversario de Valdez se inicie el día con el asesinato de otro periodista en Villahermosa, Tabasco.

“Se trata de la muerte injusta, de la muerte que arrebata la vida de esa manera, si se refiera esta muerte alguien que dio su vida por la información”, declaró.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*