López Obrador, el ‘progre’ que tiene poco de feminista

||Mujeres de Morena y Abre Más Los Ojos lanzan propuestas contra la violencia de género, del candidato ni un tuit sobre el tema

|Por Florencia González Guerra|

El segundo caso a analizar en materia de género es el candidato de la coalición “Juntos haremos historia”, Andrés Manuel López Obrador, el cual no presentaba ninguna propuesta en contra de la desigualdad de las mujeres hasta un mes antes de la elección. Una situación alarmante, pero aún más preocupante cuando vemos que AMLO no es quien las presenta en su página ‘Proyecto 18’, sino más bien es en la plataforma de jóvenes simpatizantes de su movimiento Abre Más Los Ojos con “Femsplaining”, una iniciativa hecha por mujeres de Morena.

El nombre de la iniciativa la recibe por el término que  Rebecca Solnit acuñó: mansplaning cuando en una cena donde había mucha gente importante en la escena de la cultura literaria, como ella misma lo describe, un hombre intentó explicarle la hipótesis de un libro. Ella respondió que su interpretación era errónea en repetidas ocasiones, y él la infantilizó con su discurso haciéndole saber que no había entendido nada. El problema fue que ese libro había sido escrito por ella y aquel hombre estaba explicando equivocadamente el análisis.

En 2012, AMLO se situaba como el candidato con las mejores propuestas en género, pero pasando prácticamente de panzazo —como el compañero de la escuela que reconoce el tema pero no tiene ni idea— pues su calificación era de 6.6, según un análisis hecho por académicas e investigadoras como Elizabeth Maier, del Sistema Nacional de Investigadores, Marisa Belausteguigoitia, directora del Programa Universitario de Estudios y Género (PUEG) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Marta Subiñas de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).  

+Haz click y lee “El Anaya ‘feminista’

Para esta contienda, el candidato no ve oportunidades electorales con el tema de género en su discurso. Sin embargo, su equipo —que en tantas ocasiones lo ha salvado en las discusiones en redes sociales— ofrece a quienes se preguntan por su agenda en materia de género ‘Femsplaining’. Pero puntualicemos: en su presentación de Proyecto de Nación 2018, sólo menciona una vez la palabra feminicidio, de acuerdo al periodista Mauricio Montes de Oca, que señala en su artículo “Ni feminicidios ni derechos LGBT en el proyecto de gobierno de AMLO” .

Al intentar contactar con su organización, ‘Proyecto 18’, para corroborar que esto fuera cierto su respuesta fue: “nuestro Proyecto de Nación aún está en proceso de construcción. Estamos recibiendo las propuestas de todos los ciudadanos y ciudadanas. ¿Tienes alguna que te gustaría compartirnos?”

Si bien hay propuestas necesarias, en el artículo de 28 páginas de Femsplaining, como contrarrestar el ciclo de la violencia económica con apoyos gubernamentales o crear centros productivos en zonas urbanas marginadas de las ciudades. También hay propuestas que ya se han institucionalizado y que no han dado resultados como la creación de protocolos de atención a víctimas con perspectiva de género —que no por esto hay que dejar de hacerlo sino ofrecer propuestas más precisas.

 

Para reconocer en lo que va bien

Hay propuestas que sin buscarlo directamente inciden en beneficio de mujeres. Dafne Viramontes, investigadora del “Programa de Política de Drogas” del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), argumenta que la amnistía propuesta por el candidato podría reducir la desigualdad de género. Ya que, los delitos contra la salud —relacionados con temas de drogas— son la causa de que 43% de mujeres están recluidas en centros penitenciarios del fuero federal. Delitos que en su mayoría fueron persuadidos o coaccionados por sus parejas sentimentales.

Por otro lado, dentro del equipo de Andrés Manuel López se encuentra una paridad distributiva equitativa de hombres y mujeres. Si bien esto no da una entera certeza de que se prevea por los derechos de las mujeres —ya que no por ser mujer significa que se esté a favor de prácticas feministas—, encontramos perfiles que sí han estado en la defensa de los mismos desde su práctica profesional.

Por ejemplo, Olga Sánchez Cordero quien sería la primera mujer en el cargo de Secretaria de Gobernación. La ex ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, durante su carrera abordó temas sobre los derechos de las mujeres, la violencia familiar, justicia para las mujeres, la irrupción legal del embarazo, entre otros.

Lo que preocupa del candidato de la “izquierda” es que en su visión “progresista” no conciba dentro de su discurso que la justicia de género está intrínsecamente ligada con la justicia social. También,  que López Obrador maneje nociones de universalidad en este sentido, ya que a mayores matices dentro de las políticas, mayor democracia y justicia para todos y todas. Y es aún más preocupante que el candidato no haya hecho eco de lo publicado por su equipo de Mujeres de Morena.

Los punteros sin una agenda clara

Ambos candidatos tienen ausencias graves en cuanto a la materia, falta insistir más y de mejor manera en acciones como: disminuir la mortalidad materna, disminuir la desigualdad de género relacionada con la propiedad y el control de los activos clave como la tierra, la vivienda, la tecnología y el financiamiento, la ampliación en el acceso a los servicios financieros; inversiones en planificación familiar; cerrar las brechas de productividad entre las mujeres y los hombres en sectores como la agricultura. Recomendaciones que el Banco Mundial hizo después de un análisis en 22 países.

Y ser mucho más específicos en cómo cerrar las brechas que persisten en  materia de salud y educación, así como mejorar la capacidad de las mujeres para hacerse oír y dirigir sus propias vidas.

El Anaya ‘feminista’

Florencia González-Guerra es periodista.

Escribe porque lucha por un mundo más justo.

Se mueve en bicicleta. También, a pie.

1 Comment

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*