Los sonidos de King Dude: Lucifer, locura, sexo y muerte

Foto: Stormvild

|Por Beto Sigala|

Estamos en este mundo para abrazar la locura y casi siempre el mal triunfa sobre el bien. Todo es una reafirmación de fuerzas que actúan sobre nuestras vidas y nos llevan a los abismos de la demencia. King Dude, el alter ego de TJ Cowgill, es un personaje que explota las oscuras incidencias de nuestro mundo, como el auge de los ritos satánicos o las mentes perturbadas de los asesinos para hacer un acto musical de folk rock oscuro que se entiende como una dialéctica de los contrastes en las mentes de los seres humanos.

King Dude ha decido cargarse al lado de las sombras, porque el yin es lo que inunda su música, aunque esto no quiere decir que su voz rasposa siempre emita discursos lúgubres o retorcidos, también aborda al amor con un toque campirano, aunque sea un amor infértil o una pasión vacía. Después de todo, somos seres de bondad y maldad y es por eso que Cowgill ha escogido lo negativo como su bandera, porque de lo otro ya se ha explorado bastante.

Surgido en la escena independiente de una ciudad moderna y progresista como Seattle, Dude fue integrante de una banda de death metal llamada Book of Black Earth, proyecto que abandonó cuando quizo bajar las revoluciones para explorar en las guitarras acústicas, algo de goth rock y algo de americana para complementar su estilo de cantar, rasposo y grave, como si hubiese sido poseido por algún ente demoníaco.

Desde sus primeras composiciones, que tenían un toque más propio del folk, demostró que era seguidor de Death In June, pero en un sentido propio –radicalmente diabólico– como si fuese un trovador de los infiernos que bajó a predicar sobre libros negros, fantasmas y actos demenciales. Aunque “My beloved ghost” es un bueno disco de folk, nunca revela un sonido peculiar y se quedó en un buen intento de desligarse de su pasado metalero. Sin embargo, en la progresión como artista, llegaron materiales más elaborados musicalmente y producciones más prolijas que lo condujeron con el tiempo a acuñar su estilo particular.

El King Dude más fino y fascinaste llegó hasta “Fear”, un disco en que seguía empalagado con el folk de tonalidades opacas, pero ya con la incorporación de una banda e instrusmentos eléctricos, que lo condujeron a revolucionar su sonido primigenio hasta llevarlo al rock de cuatro por cuatro y encontrar el equilibrio entre lo melódico, lo etéreo y lo acelerado.

“Songs Of Flesh And Blood” del 2015, fue su primer verdadero estandarte como un valor de la música contemporánea. Composiciones como Death won’t Take Me o The Heavy Curtain, son ejemplos del real potencial lírico y musical de este músico norteamericano, que finalmente hasta el 2016 comenzó a pensar sus composiciones con órganos, castañas, acordes duros de guitarra y un eco que hace más espectral su fantasmal voz, sin haber tenido que renunciar totalmente a la guitarra de caja.

“Sex” del 2016, es la mejor carta de presentación de King Dude, a quien llegué gracias a una inverosimil colaboración que hizo con la diva de la noche Chelsea Wolfe en la canción Be Free. “Sex”, debe ser de los mejores discos que envuelven al goth rock, y al country en una sesión espiritista, en un paseo hipnótico sobre los lados malignos de la gente. Holy Christos y I Wanna Die At 69 dicen mucho de la inspiración psicológica TJ Cowgill, con la densidad y el humor retorcido de un músico que se sale del molde y ha venido al mundo para fomentar el desvarío y alimentarse de los monstruos que nosotros mismos creamos en nuestra mente.

King Dude estuvo de gira durante el 2017 por Europa, en algunos escenarios estuvo alternando con Drab Majesty y ahora dará shows en la ciudad de México y Guadalajara, lo que implica que hay que hacer el esfuerzo por conocer un acto en vivo pujante y un artista en crecimiento que no escatima en brindarnos todos sus densos pensamientos.

+Próximas presentaciones

  • Guadalajara, 23 de febrero, Foro Palíndromo
  • Ciudad de México, 24 de febrero, Multiforo Alicia

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*