Ni locas, ni delirantes

|Por Fátima López Iturrios|

Ni locas, ni mentirosas, ni delirantes, ni vulgares, ni extorsionadoras ni chantajistas. Somos abogadas y expertas en estudios de género.

Desaparece el Instituto Jalisciense de las mujeres, y con su desaparición, se esfuman años de esfuerzo y batallas por el reconocimiento de los derechos de las mujeres.

Se acaba con la posibilidad de que el Movimiento que llegó al poder sí sea ciudadano. Las resistencias a reconocer los errores de parte del gabinete del gobernador quebraron la posibilidad de construir una gobernanza sólida.

Porque detrás de los insultos, que se escucharon en contra de las activistas feministas, tales como “delirantes, mentirosas, vulgares, chantajistas y extorsionadoras” está la evidencia de que el gobierno no quiere escuchar otras voces más allá de las de su equipo.

Y todo lo que esté en contra de sus opiniones, así sea el respeto y protección de los derechos de las mujeres, tendrá que ser eliminado, desaparecido, menospreciado, se tendrá que citar públicamente que son falacias, que desconocen de los temas, que las defensoras de las mujeres no saben de derecho, porque dato curioso, entre las activistas hay doctoras, maestras, especialistas en estudios de género, politólogas, sociólogas por citar algunas carreras.

Antes de su desaparición, ya existía un reglamento publicado

La situación es muy grave, en menos de 12 horas se quiso hacer enmiendas, se quiso dar vida a una propuesta estéril, que por más que citen las diputadas que será acorde a la convencionalidad  internacional, a los derechos humanos y sobre todo que fungirá como mecanismo para el adelanto de las  mujeres, la realidad es otra.

El reglamento que da vida a la Secretaría de la Igualdad Sustantiva, fue publicado en el Periódico Oficial del Estado de Jalisco el martes 1 de enero de 2019. Ese documento legal, no establece una subsecretaría para las mujeres, ni tampoco establece que esta  nueva secretaría será el Mecanismo para el Adelanto de las Mujeres, ni en la modificación de la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo, se estableció algo al respecto. Tampoco se agregaron todas las atribuciones que otorgaba la ley del IJM en este nuevo reglamento.

Es decir, quieren hacernos creer que nosotras estamos mal, cuando los que sacaron un reglamento y lo publicaron, sin ninguna atribución, ni estableciendo que esta secretaría de la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres sería el mecanismo para el adelanto de las mujeres, como si lo establecía la ya abrogada ley del IJM

Pero las activistas son las desconocedoras, son las que no saben, las que no tienen información de primera mano.  No se equivoque querido lector, las activistas leímos el reglamento y la ley, así como la iniciativa de desaparición del instituto, y supimos que de acuerdo al reglamento nada de lo que planteaban sería realidad, porque si no hubo voluntad, e intención política en el reglamento que ya estaba publicado, que certeza habría de que se elaborarán las modificaciones necesarias, y por modificaciones me refiero a una nueva estructura institucional que reconociera de la tranversalización de la perspectiva de género e interseccionalidad  de los derechos humanos de las mujeres como eje rector de la política de igualdad entre mujeres y hombres para la secretaría, separada de la intersectorialidad, ciñéndola a otra parte de la estructura gubernamental no en la misma institución.

Fátima López Iturrios

Abogada feminista, consultora independiente

La encuentras en Twittter como @aflisaucy

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*