Nunca tantos habían sido timados por tan pocos

No hay verdades absolutas, pero hay mentiras evidentes.
Omar Al Jayyam.

La verdad hay ciertas cosas que se llaman no tener ni tantita madre y otras que tienen que ver con no tener ni tantita memoria.

No estoy diciendo que el señor López sea Harry Potter, pero por favor, tampoco sean así. Sacar un video de una señora que recibe de quién sabe quién un bolsón con medio millón de pesos, supuestamente porque creen en el proyecto del señor López y hay que ayudarlo y luego ver ese drama en todas las redes sociales y cadenas nacionales de televisión es una cosa que parece, de verdad serie de Blim.

Duarte se escapa en una nave espacial segundos antes de que la policía lo capture por haber hecho un número de barbaridades tal que no cabe en esta columna. Moreira regresa extraditado de España gritando “mancharon mi honor” y asunto arreglado.

Cuauhtémoc Gutiérrez, el rey de la basura, sigue tan tranquilo como siempre afirmando que las mujeres lo buscan porque su sudor huele a Chanel No. 5 y asunto arreglado.

Nadie sabe en qué acabó la acusación de las quimioteraguas de Veracruz porque simplemente no acabó en nada.

El fiscal de Nayarit es acusado de nexos con el narco y resulta que actuó en secreto y por iniciativa propia.

En el caso de los Porkys un juez decide que si no hay deseo sexual y satisfacción del mismo, si no hay pues ganas de violar así a la mala y a lo podrido, como le gustaba al Marqués de Sade, entonces no cuenta como abuso sexual y al juez le dan una palmadita en la mano y la vida sigue.

En Tenancingo, Tlaxcala, desde antes de que llegaran los españoles, los padres enseñan a sus hijos a ser proxenetas y el pueblo es famoso mundialmente por la trata de personas, pero a toda autoridad nacional le importa un pepino la Sodoma local que francamente merece más las bombas que lanzó Trump en el Oriente Medio.

Las redes de trata de personas, de desaparecidos, las cuentas públicas de gobernadores y presidentes municipales que nomás no cuadran, los ríos contaminados hasta la fetidez apocalíptica, esos no cuentan y no importan porque la Profepa tiene más o menos la misma autoridad y poder que una edecán del programa de Don Francisco.

Aquí en Jalisco, por no ir muy lejos, Alonso Godoy prostituyó la Auditoría Superior del Estado y la sodomizó a tal grado que causaría rubor a las estrellas más fulgurantes de xvideos.com y nadie hizo la menor investigación; sin contar con que la Comisión Estatal de Derechos Humanos es la agencia de colocación de un señor y de un grupo de partidos y no sirve ni para no servir.

Pero no salga un video de una bolsa con billetes porque entonces sí, hay materia de acusación, necesidad de investigación, escándalo nacional, rasgadura de vestiduras y razón de sobra para demostrar que un proyecto gestado a lo largo de décadas es una bola de boñiga y nadie, pero nadie se acuerda de las décadas de abusos, de masacres como la de San Fernando y el clamor popular sólo pide leña verde para el meme del momento. Parafraseando a Huxley que a su vez parafraseaba a Churchill: ahora sí que nunca tantos habían sido manipulados tan fácilmente por tan pocos.

Zul de la Cueva
Acerca de Zul de la Cueva 31 Artículos
Gente vagamunda, inútil y sin provecho. Esponja del vino y gorgojo del pan

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*