Posible regresión sobre derechos de las audiencias

|| Desde su trinchera, Amedi Jalisco busca que el trabajo de la sociedad civil no se “tire a la basura” con cambios sustanciales en materia de derechos de las audiencias

| Por Bernardo Masini* |

El pasado 5 de abril se aprobó en la Comisión de Radio y Televisión de la Cámara de Diputados una iniciativa que por la vía de los hechos elimina algunos de los avances logrados en 2014 sobre derechos de las audiencias. La propuesta suprime la fracción III del artículo 256 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR), lo que valida prácticas arraigadas en muchos medios comerciales que presentan como información lo que ellos vendieron como publicidad. También permite formular como nota lo que en realidad es la opinión de un periodista o de un consorcio, en perjuicio de la claridad que al respecto deben ofrecer a sus audiencias.

Una de las mayores aportaciones de la reforma en telecomunicaciones aprobada entre 2013 y 2014 fue la creación del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), organismo público y autónomo que podría – por primera vez en décadas – establecer contrapesos frente a la voracidad de los concesionarios privados, quienes históricamente han doblado las manos del Estado para proteger sus intereses, sin el menor compromiso con la calidad de los contenidos a que sus audiencias tienen derecho. Las atribuciones del IFT serían cercenadas si esta iniciativa es aprobada por el Congreso de la Unión, pues elimina algunas de las establecidas en el artículo 259 de la LFTR. De ese mismo artículo se propone suprimir la obligatoriedad de explicitar los mecanismos con que trabajarán los defensores de las audiencias de cada concesionario. Con ello esta figura podría verse limitada a una mera faramalla.

La iniciativa también modifica el artículo 311 de la ley citada, con lo que deroga las sanciones para los concesionarios en caso de incumplimiento de los lineamientos que debe emitir el IFT relacionados con los derechos de las audiencias. En tal escenario, todas las consultas y el trabajo legislativo de los años recientes serían burlados para garantizar que no haya cambios sustanciales en los usos y las costumbres de la industria.

A lo largo de la historia ha sido recurrente que lo que atañe a las telecomunicaciones y a la radiodifusión se legisle a espaldas de la ciudadanía y con extraordinaria celeridad. En el Capítulo Jalisco de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi Jalisco) creemos que no es casual que estos movimientos ocurran a pocos meses del comienzo del proceso electoral de 2018. Hacemos un llamado a la sociedad civil a exigir que nuestros derechos como audiencias no se limiten a la retórica asentada en documentos inaplicables; y se traduzcan en prácticas honestas y suficientemente publicitadas de parte de todos los actores involucrados en la industria.

Para mayores detalles sobre este proceso legislativo invitamos a consultar el comunicado emitido por la Amedi el pasado 6 de abril, disponible en esta liga.

*Presidente del Capítulo Jalisco de la Amedi.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*