Solo pido justicia

Sepa la bola

Las notas periodísticas suelen ser piezas de un rompecabezas en medio de un mar informativo con un oleaje agresivo que no nos permite a primera vista armar la realidad. Cifras. Declaraciones. Hechos. Actualizaciones en los portales digitales. Espacios de noticias en televisión y radio. Periódicos que a medio día ya huelen a viejo.

Pero no se preocupe, para eso hay quienes procuran unir esas piezas y de paso, solo de paso, refrescar la memoria: una herramienta efectiva para que las declaraciones de los políticos regresen a su adjetivo original: sosas.

Ayer, lunes, la ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, le informó al presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, que sí asistirá a su comparecencia frente al juez de control del Reclusorio Sur por la acusación de ejercicio indebido del servicio público documentado por los periodistas Nayeli Roldán, Manuel Ureste y Miriam Castillo. ¡Uf, menos mal!

Pero Robles no solo confirmó su asistencia, tuvo a bien aderezar la carta publicada en redes sociales: «No tengo nada que esconder por lo que me presentaré el jueves 8 (de agosto) como ordena la autoridad. Solo pido justicia. Ni más ni menos».

Dijo que es víctima de un linchamiento mediático. Rosario pide justicia.

Vamos a otra noticia.

Ayer, lunes, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Derechos Sociales (Coneval) dio a conocer los resultados del estudio 10 años de medición de pobreza en México 2008-2018. El número de personas en situación de pobreza pasó de 49.5 a 52.4 millones de personas entre 2008 y 2018. Si tomamos en cuenta que la población del país ha aumentado, el porcentaje de la población en situación de pobreza pasó de 44.4 a 41.9%.

En 2013 y 2014, cuando Rosario Robles dirigía la SEDESOL, el gobierno federal lanzó la Cruzada contra el Hambre para combatir la pobreza extrema. En el reportaje La Estafa Maestra: graduados en desaparecer el dinero público, Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad documentaron y pusieron rostro a las inconsistencias que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) confirmó: solo se entregó el 7% de las despensas que supuestamente se habían comprado. Tampoco hubo constancia de que los programas y beneficios restantes hayan llegado a los más pobres.

Rosario solo pide justicia. Pero lo cierto es que quienes no han tenido acceso a la justicia social –y jurídica en muchos de los casos– es a quienes viven en condiciones de pobreza, que ahora sabemos que siguen siendo más de 50 millones de mexicanos.

Migaja

En 2014, según datos del Coneval 50.2% de la población mexicana co ingresos menor a la línea de pobreza por ingresos. Justo uno de los años donde los números del combate a la pobreza y los resultados entregados a la ASF no cuadaron.

Julio González
Acerca de Julio González 127 Artículos
Reportero // Caminante //escribe la columna "Sepa la bola" // Profesor.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*