Soñamos #QueLoHaganMejor

Llegaron las campañas y con ellas nuestra habilidad para evitarlas. Aprendimos a no usar la radio ni ver la tele, con tal de no topar con anuncios, y en la calle hasta aprendimos a caminar con la mirada abajo para no ver los espectaculares que dominan el panorama. Aprendimos a ignorar el chat de grupo de la familia y a sortear los temas políticos a la hora de la cena con amigos o conocidos, a evitarlos si es posible. Aprendimos a hacer todo esto y así nos hemos ido escondiendo de los momentos clave de la vida política de nuestro país; evitando ver las caras de quienes buscan representarnos.

Aprendimos esto, pero también algunas personas entendimos que no vamos a renunciar a la posibilidad de construir otra política, otras campañas y otros gobiernos.

Nuestra iniciativa #QueLoHaganMejor es una búsqueda para que la época electoral sea sinónimo de posibilidad de cambio y de otra política. Sabemos que como hacen campaña, hacen gobierno. Las campañas –se supone– son el momento en donde nos muestran su mejor cara. Si esa cara es mentirosa, violenta, tramposa y despiadada, ¿qué podemos esperar de su gobierno?

Vamos por un proceso electoral en el que las personas hagamos que sus malas prácticas no pasen desapercibidas, y que, con trabajo, logremos #QueLoHagaMejor.

Pidamos que:

1.No compren votos.

Dejen de lucrar con la desigualdad de nuestro país. Dejen de condicionar apoyos sociales a cambio de su voto. Esta práctica que vimos de cerca durante nuestra recolección de firmas.

2. Adiós espectaculares y basura.

Exigimos que la publicidad sea entregada a las personas en la mano. La publicidad debe ser un pretexto para conversar con las personas, no para derrochar basura y recursos.

3. Gasten la mitad.

Hemos demostrado que se puede hacer campaña de manera austera. Exigimos que se gasten la mitad de su tope de campaña.

4. Paren la guerra sucia.

La guerra sucia aleja a las personas de la vida política de nuestro país. Las fake news y la utilización de perfiles falsos para difundir información errónea también son guerra sucia, y también nos cuesta. Paren.

5. Propuestas sin engaños.

Es común escuchar de diputados que en campañas prometieron banquetas y alumbrado. Hoy les exigimos que paren las promesas falsas y sean honestos respecto a lo que pueden cumplir o no al llegar a su gestión.

A todas las personas del país que contienden les decimos: estos serán los 5 mínimos que les exigiremos cada que veamos sus gastos millonarios en espectaculares, propaganda basura, spots de radio y sus promesas fuera de lugar.

Regresemos la dignidad a la vida política de nuestro país, denunciemos a quien se la quita.

Un primer paso para un servicio público de excelencia es #QueLoHaganMejor.

Susana Ochoa
Acerca de Susana Ochoa 17 Artículos
Feminista // Soy un cliché // #Okupante

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*