Una app escolar se convierte en el ‘coco’ de los malos alumnos

Estudiante

||La aplicación de Airefon Móvil permite una mejor vigilancia de los padres sobre los hijos, así como un control directo de su conducta y calificaciones

|Por José Carlos Martínez|

A todos los padres de familia nos ha pasado. Buscamos en la mochila la boleta de la escuela y en el mejor de los casos la encontramos hecha bola, arrugada, y relegada a los niveles más bajos de ese infierno lleno de tortas abandonadas desde hace meses o dorilocos convertidos en sustrato de hongos venenosos.

Los reportes escolares no tienen una buena vida ni un destino seguro.

Para cambiar esta triste suerte, Raúl Orive, fundador y dueño de Airefon Móvil, desarrolló hace dos años la aplicación App Escolar, convirtiéndose en némesis de miles de alumnos mal portados, o simplemente olvidadizos, de 450 escuelas mexicanas privadas.

“Hacíamos programas de control administrativo en las escuelas y los administradores nos comentaban que tenían que trabajar horas extras durante al menos dos días para imprimir las circulares y repartirlas. Además, decían que no había forma de saber si los padres efectivamente recibían los boletines”, comentó Raúl en entrevista telefónica con Theinsight.mx.

+ Lee: Seis apps para sobrevivir a las vacaciones

La app, utilizada por escuelas en Puebla, Jalisco, Quintana Roo, Coahuila, el Estado de México y Veracruz, entre otros estados, permite a los padres consultar en tiempo real las calificaciones y los reportes de conducta.

“La mala conducta se puede corregir en el momento, antes de que las cosas se compliquen más. Además, ya no pueden falsificar la firma de la boleta o mentirles a sus padres”, dice el desarrollador.

El uso de la aplicación también conlleva un ahorro de papel y energía.

“Hice un estudio el Colegio Rotterdam de Toluca, que tiene 400 alumnos y fue nuestro primer cliente. Llevan dos años usando la aplicación. Antes, imprimían unas 360,000 hojas anuales y ahora con la app salvando 29 árboles al año. Además, me comentaron que ahora gastan un 38% menos de electricidad”, comenta Raúl.

App Escolar Raul Orive alumnos escuelas estudiantes educacion iOS Android
El comportamiento de los alumnos, calificaciones y circulares pueden ser seguidos mediante el teléfono. (Foto: App Escolar).

Un modelo diferente

La app se diferencia de otras en la forma en que se financia. No utiliza anuncios para cubrir sus costos porque las escuelas pagan por su uso y además, es gratis para los padres de familia.

Cada escuela puede personalizarla con su logotipo y recibe el apoyo de nueve programadores y un equipo de 18 de capacitadores que enseñan a su personal a utilizar la app.

+ Lee: El software educativo de Chicle Fresco enfrenta la desigualdad de géneros

La escuela cubre una tarifa introductoria de 31,000 pesos para subir la app con su logo a las tiendas de Android y iOS, y luego realiza un pago anual de 6,000 pesos por cada 400 alumnos por concepto de mantenimiento, explica Raúl.

“Estamos cobrando estas tarifas porque queremos generar volumen. De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública hay unas 44,000 escuelas privadas en toda la república y queremos llegar a todas. Este año queremos llegar a unas 800 y en cinco a 5,000 ó 6,000 y luego expandirnos en Latinoamérica”, agrega.

Inicios complicados

Aún con el éxito de la empresa, Raúl no ha olvidado los problemas que enfrentó en sus inicios hace cinco años, y recuerda que para cubrir una inversión inicial de millón y medio de pesos tuvo que empeñar su coche y luego tuvo que pagar nóminas con su tarjeta de crédito.

Lee: Empresa mexicana ofrece alternativa para la filtración de contenidos

“En sí, el desarrollo de una app no es tan caro, porque cualquier programador lo puede hacer. Lo caro en verdad es el desarrollo e investigación para ver lo que puede funcionar y el modelo de negocio exacto que se quiere emplear”, señala Raúl.

“Lo importante es no perder tu foco e invertirle mucho tiempo, dinero y esfuerzo”.


Agradecemos a The Insight por compartir este trabajo.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*