“Unfuck the world” me voló la cabeza

| Por Pavlog |

La primera vez que vi un documental de Michael Moore estaba en la preparatoria y voló mi cabeza. Bowling for Columbine, abrió mi mente de una manera en la que no lo había experimentado en mi vida. Su discurso sobre el uso y permiso de las armas en Estados Unidos me pareció real, cruda, honesta, directa, pero sobretodo fácil de entender y que te llevaba a reflexionar sobre una ley que tiene jodido a un país lleno de discriminación, miedo y tensión desatando la muerte en cualquier terreno, como lo fue en la escuela de Columbine.

Un par de años después me topé con Fahrenheit 9/11, del mismo Moore, un documental que abordaba las causas y consecuencias de los atentados del 11 de septiembre del 2001. De esta película recuerdo perfectamente el momento en el que un soldado habla emocionado frente a la cámara nombrando el soundtrack que los ayudaba a ganar valor para disparar y matar en el medio oriente, esa canción era “Fire Water Burn”, de The Bloodhound Gang.

Este año Michael Moore reaparece utilizando a la música como complemento de su visión sobre la actualidad participando como director en un videoclip de Prophets of Rage. Quince años después de haberme volado la cabeza con Bowling for Columbine, lo vuelve a hacer con una canción convertida en minidocumental llamada Unfuck the world.

Prophets of Rage es una banda creada a partir de miembros de otras tres agrupaciones: Rage Against the Machine, Public Enemy y Cypress Hill. El grupo se dio a conocer durante el 2016 y la idea de una revolución es el punto de encuentro que los ha llevado a entonar inéditas y viejas canciones con el propósito de alentar a la sociedad a romper con la apatía y encarar al sistema. Sus primeras canciones fueron incluidas en un EP llamado The Party’s Over, que les bastó para ganar la atención y tomar vuelo en algo que parece ser algo más que un encuentro de estrellas musicales, se han convertido en un movimiento social.

Hace unos meses fue la banda de rap A Tribe Called Quest la que tomó el estandarte de protesta durante la celebración de los premios Grammy para hablar por una sociedad víctima de la discriminación, desigualdad, injusticia, abuso de las autoridades y la invitación para unir fuerzas como seres humanos para sobreponernos a través de su himno “We the People”.

Los Prophets of Rage le han reforzado el sentido de su música, o mejor dicho, han magnificado el discurso de sus ideas utilizando a Michael Moore como séptimo miembro para complementar las palabras con las imágenes en un video. Marchas militares, protestas, mucho de Donald Trump, industrias que explotan al planeta, símbolos religiosos, momentos históricos que se olvidan con facilidad porque el Internet se encarga de hacer viral alguna tontería. La ráfaga de videos y fotografías excitan a nuestro subconsciente junto a la voz de una banda capaz de despertar nuestra ira y dirigirla a los principales responsables de lo que sucede hoy en el mundo, pero al mismo tiempo cerrando con una frase que nos convierte en responsables: The world is not going to change itself. That’s up to you.

Unfuck the world nos recuerda el comercial Pepsi y a las Kardashians, pero también nos invita a proteger al inocente, a ser parte de una batalla en la que debemos pelear juntos, a derribar el muro de las diferencias, a levantar el puño y golpear a los que lo merezcan en la cara. Es la música que debe existir hoy.

¡No Hatred, fuck racists, blank faces, time’s changin, one nation, unification, the vibration, unfuck the world!



Pavlog

Locutor de RMX y DJ.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*