Zuckerberg en 3D: un análisis de su comparecencia ante el Senado de EU

|Por Juan Larrosa Fuentes|

Algunos piensos sobre la comparecencia de Zuckerberg ante el Senado de Estados Unidos:

1. Desde una dimensión política, quedó claro el poder que Facebook ha ido amasando a lo largo de los años. Zuckerberg se presentó ante el Senado de uno de los países más grandes del mundo en términos de población y territorio y más poderosos, en términos económicos y militares. Sin embargo, la escala de operación de Facebook ya es planetaria y va mucho más allá de los 350 millones de personas que viven en Estados Unidos. Como bien señaló un reportero del New York Times: la gran ironía es que Zuckerberg se presentó ante un cuerpo político muy poderoso, pero que solamente puede regular la vida de los ciudadanos de Estados Unidos, mientras que la influencia y poder del empresario transcienden por mucho, esa delimitación territorial y de población. En otras palabras: estamos ante nueva evidencia de cómo empresas privadas tienen poderes que sobrepasan el poder político de un Estado.

2. Desde una dimensión tecnológica, la comparecencia mostró uno de los grandes retos que presenta la regulación de las grandes empresas por parte de cuerpos legislativos. Como han señalado autores que han estudiado las relaciones y usos tecnológicos en el campo político (e.j., Kreiss, Strommer-Galley), los políticos cada vez tienen menos conocimiento sobre cómo operan las tecnologías comunicativas.

Durante el siglo XX, por poner un ejemplo, era común que un político entendiera la economía política y la dimensión tecnológica de la industria de periódicos y, a partir de ahí, proponer alguna idea regulatoria.

(Pero eso ocurre en muchos otros ámbitos: hace tres décadas había quien, sin ser mecánico, podía afinar su auto o cambiarle las bujías; ahora es algo que resulta muy complicado la mayoría de las personas.)

Ahora los políticos poco saben y poco entienden sobre estos temas tecnológicos, dada su extrema complejidad técnica. Un reportero caracterizó la audiencia de ayer como una asesoría telefónica de cinco horas por parte de una compañía telefónica. Algo así como quien llama al call center para que le explique cómo utilizar su teléfono.

3. Desde una dimensión cultural, fue evidente que, aun a pesar de que los Senadores buscaron poner en aprietos y presionar al Zuckerberg, la audiencia sirvió para apuntalar y reproducir el American Dream y su relación con la innovación: la historia de cómo un estudiante de licenciatura, en su dormitorio de Harvard, creó uno de los inventos más sofisticados de nuestros tiempos. “Only in America,” se le oyó decir a un senador.

PD: Y por supuesto, no se me escapa la ironía de que esté compartiendo estos piensos vía Facebook.

 

Juan Larrosa Fuentes

es doctor en Medios y  Comunicación

por la Universidad de Temple.

Escribe el primer comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*