Lavar el cuero – de forma correcta

La ropa de cuero también se ensucia con el tiempo. Pero ¿cuál es la forma más suave de limpiarlos? ¿Se puede lavar el cuero?? ¿O hay que llevarlos a la tintorería?? Lea lo siguiente para saber lo que es importante.

Cómo lavar correctamente el cuero

Lavar el cuero lo menos posible. En el caso de la gamuza, la suciedad puede eliminarse a menudo con un cepillo suave; en el caso del cuero liso, un paño de esponja húmedo ayuda a eliminar la mayoría de las manchas. Pero si tienes que hacerlo, los siguientes consejos te ayudarán a lavar el cuero correctamente.

  1. Si lava el cuero, no utilice detergente. Esto desengrasaría y destruiría el cuero.
  2. Asegúrese de que no hay residuos de detergente en la máquina. Esto podría hacer que el cuero se endurezca.
  3. Para el lavado, utilice un jabón neutro o, mejor aún, un detergente especial para cuero que tenga un efecto reengrasante.
  4. No utilizar suavizante.
  5. Lávalo lo más frío posible, como máximo a 30 grados, para que el cuero no se queme y se vuelva quebradizo.
  6.  Tras el lavado, amase bien el cuero y extiéndalo para que se seque lo más suavemente posible.
  7. Dejar secar el cuero lentamente a temperatura ambiente. Un calentador, un sol abrasador u otras fuentes de calor hacen que el cuero se seque demasiado rápido.
  8. Para que el cuero se mantenga suave y flexible, debes pasarlo varias veces mientras se seca.

También puede interesarle esto: Lavado de ropa funcional: la forma correcta de hacerlo

Si sigues estos consejos, el cuero sobrevivirá bien al lavado. Pero el color es a menudo crítico. Dependiendo de la calidad del cuero, el color se desprende más o menos al lavarlo. Esto no suele ser un problema con el cuero negro. Sin embargo, en el caso del cuero marrón, los bordes y las manchas aparecerán rápidamente si el cuero no se seca de manera uniforme. En caso de duda, lleve las piezas de cuero sensibles a un limpiador de cuero.

Lea aquí cómo salvar el cuero que se ha endurecido.